| 3/2/2016 12:05:00 AM

Las razones por las que casi muere el Estéreo Picnic en sus primeros años

A pesar de que el festival de música al aire libre Estéreo Picnic es considerado uno de los más populares y exitosos en Colombia, por poco se acaba en sus primeros años de vida porque no era rentable para sus fundadores.

A pesar de que el festival de música al aire libre Estéreo Picnic es considerado uno de los más populares y exitosos en Colombia, por poco se acaba en sus primeros años de vida porque no era rentable para sus fundadores.

El espectáculo estuvo lejos de ser lucrativo en sus inicios debido a que el repertorio era muy pequeño, los artistas invitados no tenían un gran número de seguidores y la boletería resultaba muy costosa para los fanáticos.

Muestra de ello es que en la primera versión del evento, que se celebró en abril del 2010 con la participación de bandas como Matisyahu, Superlitio y The Hall Effect, solo asistieron unos 2.000 espectadores.

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero el socio fundador del Festival Estéreo Picnic, Gabriel García, quien además recordó que en el 2011 la situación se complicó porque las pérdidas ascendieron a los US$80.000.

Para el año siguiente, los resultados financieros del evento siguieron en luz roja, ya que la inversión en el repertorio de artistas fue de unos US$270.000 y las pérdidas llegaron a los US$200.000.

Para sostener el evento, el grupo de empresarios tuvo que recurrir a un sinnúmero de estrategias de financiación. Entre ellas, los ahorros familiares, los créditos a nombre propio y el apoyo de inversionistas externos a cambio de utilidades.

Lea también: ¿Qué pasará con los festivales al parque en Bogotá?

Gabriel García dijo que en un momento la situación se volvió casi insostenible, hasta el punto en que se preguntaron si dejaban de realizar el festival “porque no iba a dar plata nunca” o hacían “una apuesta gigantesca” para mantenerlo.

Al final, se inclinaron por la segunda opción y por ello asumieron el riesgo de cuadriplicar los recursos destinados a los músicos invitados hasta llegar al millón de dólares en el 2013.  

Bandas de la talla de The Killers, New Order y Café Tacuba, no solo le dieron un segundo aire al evento sino que también lograron seducir a los espectadores colombianos durante esa edición.

La estrategia de éxito fue simple, traer un selecto grupo de artistas internacionales a menor costo (ya que el precio de la boletería se redujo en 25%) para que el número de espectadores aumentara.

García reconoció que gracias a esa estrategia el negocio por fin pudo ser rentable luego de varias decepciones y luchas por mantener el festival, ya que en el 2015 el recaudo llegó a los $8.000 millones.

Otra de las decisiones acertadas fue alargar el concierto, al pasar de un solo día a tres, así como el incremento del número de bandas en escena. El impacto en cifras es notable, dado que para la versión del 2016 la firma promotora del evento T310 / Absent Papa espera más de 50.000 asistentes. 

Mil y una experiencias

En casi seis de años de vida los organizadores de dicho evento han tenido que sortear todo tipo de desafíos. Desde la cancelación de conciertos porque las esposas de los artistas iban a esperar un bebé, hasta negociaciones de última hora para confirmar una banda.

Tal fue el caso del grupo de rock estadounidense Kings of Leon, el cual confirmó a última hora luego de que uno de los representantes del evento negoció directamente con ellos en Nashville (Tennessee).

También destaca el caso de la banda británica New Order que por poco se queda fuera del Estéreo Picnic porque no confirmó su asistencia sino hasta el último momento, relató García, al explicar que si no hubiesen participado hubiese sido lamentable para el show de ese año. 

El reto para los próximos años no será menor, dado que la devaluación del peso ha provocado que el costo de traer a los artistas internacionales se incremente notablemente.  No sobra recordar que en junio de 2014 el precio del dólar estuvo por debajo de los $1.800, y en la actualidad esa cifra ha aumentado al llegar a máximos históricos de $3.400.

Para afrontar este escenario los promotores del Festival Estéreo Picnic han tenido que negociar con los músicos para lograr acuerdos más económicos. Sin embargo, lo más duro está por venir si se tiene en cuenta que las negociaciones para la versión del 2017 están a punto de empezar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?