| 5/29/2011 8:00:00 AM

Fenómeno de ‘La Niña’ ya terminó pero no se puede bajar la guardia

El presidente Juan Manuel Santos que –según le confirmó oficialmente el Ideam- las temperaturas del Pacífico Tropical ya se normalizaron. Sin embargo, advirtió que se mantendrá una secuela con lluvias en algunas regiones del país.

El Presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado a las autoridades y a la ciudadanía para que no bajen la guardia frente a las lluvias, así haya finalizado ya el Fenómeno de ‘La Niña’.

Durante el Acuerdo para la Prosperidad realizado en Cali, el Mandatario dijo que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam), confirmó que este fenómeno climatológico ya se acabó, luego de un año de estar activo afectando al país con una intensidad histórica.

“El Ideam ya oficialmente ha manifestado que la temperatura del Pacífico Tropical, las aguas del Pacífico Tropical se normalizaron ¿Eso qué quiere decir? Que el Fenómeno de ‘La Niña’ se acabó”, dijo Santos al inicio del Acuerdo.

Sin embargo, advirtió que ‘La Niña’ dejará una secuela de lluvias durante las próximas semanas en algunas regiones del país, lo cual puede ocasionar nuevas inundaciones, avalanchas y deslizamientos.

“Por eso no podemos bajar la guardia, por eso tenemos que continuar con el ojo avizor, alertas a cualquier fenómeno que pueda producir un daño, sobre todo en las vidas humanas”, subrayó el Jefe de Estado.

Y agregó que debido al largo periodo de lluvias que ha afrontado el país, las montañas están llenas de agua y todavía hay regiones inundadas, por lo que cualquier gota adicional producirá más estragos.

“O sea que la parte de los daños y el dolor que ha producido La Niña no termina con este anuncio, y por eso nosotros tenemos que estar todos muy coordinados para evitar los estragos”, insistió el Mandatario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?