| 12/19/2017 3:37:00 PM

Presentan nuevo modelo para licitación de buses para sistema Transmilenio

La Financiera de Desarrollo Nacional y Transmilenio presentaron el nuevo modelo de negocio para la operación de las troncales del Sistema que tiene como premisas: garantizar la continuidad del servicio, lograr eficiencias operativas y financieras, y mejorar el servicio a los usuarios.

La Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) informó que bajo este modelo se adelantará la licitación para la renovación de la flota troncal asociada a las Fases I y II.

Según la FDN, el modelo fue desarrollado teniendo en cuenta la realidad actual de los distintos mercados y actores del Sistema. De acuerdo con las entidades los principales retos en la estructuración del modelo fueron hacerlo atractivo para el sector financiero y posibles inversionistas, al tiempo que garantizar la continuidad en la prestación del servicio de transporte en la ciudad.

De acuerdo con las entidades, el modelo estructurado busca especialidad, conocimiento y eficiencia tanto en la compra de buses como en su operación y mantenimiento, así como en la administración de patio-talleres.

Por esta razón, se separa el modelo de negocio en dos componentes: provisión de flota y operación, mantenimiento de la flota y administración del patio-taller, lo cual minimiza el riesgo de la operación e incentiva la mejor calidad en la prestación del servicio.

Lea también: Supersociedades definirá reclamaciones contra empresas del SITP

Hay que decir que la relación entre el proveedor de los buses y el operador estará atada al seguimiento del mantenimiento de la flota, medida con base en indicadores clave de desempeño (conocidos como KPI). En caso de incumplimiento de los KPI, el nuevo modelo prevé la retoma y reasignación de la flota a un operador con un desempeño superior.

El modelo al que hemos llegado luego de un riguroso proceso de análisis y modelación, el cual fue socializado para su revisión y evaluación con los diferentes actores como bancos comerciales y multilaterales, aseguradoras, fabricantes, operadores, entre otros, hará posible asegurar la viabilidad financiera y la disponibilidad de la flota en el sistema, independiente de la continuidad de un operador específico” destacó Clemente Del Valle, Presidente de la FDN.

Agregó que “entendiendo el sistema como un todo, su situación actual y el desarrollo de Bogotá, el modelo busca que los nuevos contratos para la renovación de las Fases I y II del sistema troncal tengan en cuenta las necesidades de la ciudad y sean atractivos tanto para los inversionistas como para Bogotá, logrando eficiencias y especialmente conseguir mejoras en el servicio para los usuarios”.

Por su parte, Alexandra Rojas Lopera, gerente de Transmilenio, destacó que “el nuevo modelo logra flexibilidad al asegurar la disponibilidad de la flota en el sistema independiente de la continuidad de un operador especifico; bancabilidad ya que responde al contexto financiero actual frente al sector de transporte público; mejor calidad de servicio al establecer mejores prácticas operativas en los contratos para prestar un servicio de calidad a los usuarios; continuidad del servicio al asegurar una transición adecuada entre operadores actuales y futuros al finalizar los contratos de concesión hoy vigentes y; eficiencias al permitir asegurar la prestación de un servicio público de transporte a un costo razonable”.

Puede interesarle: Ordenan a Coobus a devolver buses de pequeños propietarios afectados por crisis del SITP

La licitación renovaría buses  

Conforme a la información impartida por la FDN, bajo este modelo, se adelantarán las licitaciones para la renovación de la flota del componente troncal asociado a la Fases I y II del Sistema, en las cuales se estima la entrada de entre 1.350 y 1.450 buses -articulados (de 18 metros) y biarticulados (de 27 metros)- con las últimas tecnologías ambientalmente amigables disponibles en el mercado para Colombia.

La inversión estimada se calcula entre los US$400 millones y US$500 millones, valor sin incluir impuestos y aranceles.  

Tal y como aseguraron la FDN y Transmilenio, los nuevos contratos se realizarán con agentes especializados, estarán adecuados a las actuales condiciones financieras y contarán con mecanismos de remuneración eficientes. La garantía del servicio a los usuarios está dada por la transición gradual entre concesionarios que entregan y reciben la operación, lo cual asegura la continuidad del servicio sin generar traumatismo a los usuarios.

En 2018 se publicarán los prepliegos para las licitaciones que serán adjudicadas durante el primer semestre del año. La incorporación de la nueva flota se prevé en dos etapas, la primera en diciembre de 2018 y la segunda en diciembre de 2019.

Recomendado: Transmilenio pierde pelea judicial con Somos deberá pagar alrededor de 50.000 millones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?