| 11/15/2013 3:04:00 PM

Oleada de ataques

Las Farc realizaron varios ataques contra infraestructuras y contra un poblado en Putumayo que dejaron como consecuencia heridos, derrames de crudo y daños en una veintena de casas.

El secretario de Gobierno del Putumayo, Javier Rosero Pai, dijo a periodistas que supuestos guerrilleros lanzaron artefactos explosivos desde el monte con la intención de atacar una estación policial, pero desviaron la trayectoria y acabaron impactando una veintena de casas de Puerto Colón, vereda del pueblo de San Miguel.

Según Rosero, dos menores de 15 y 16 años de edad resultaron heridos de gravedad y son atendidos en el hospital Sagrado Corazón de Jesús, en el municipio de La Hormiga.

La empresa estatal de petróleo Ecopetrol informó también de un atentado guerrillero contra los pozos de producción Acae 2, 11 y 6 de la vereda La Y, también en San Miguel, que obligaron a activar un plan de contingencia para verificar las afectaciones y comenzar labores de reparación y mitigación.

El comandante encargado de la Policía en el Putumayo, el coronel José Gualdrón Moreno, explicó a Caracol Radio que en otro hecho, supuestos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) detuvieron 18 camiones que transportaban petróleo y derramaron unos 4.500 barriles del hidrocarburo.

Según dijo, esta acción se registró a la altura de la vereda de Santa Rosa, en la vía que une los puntos de Carmelita y La Cabaña.

Las FARC y el Gobierno iniciaron hace casi un año las conversaciones para buscar una salida negociada al conflicto armado interno, mientras continúa el fuego cruzado en el territorio colombiano, pues el proceso partió de la premisa de no declarar un cese el fuego.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?