| 3/8/2015 6:00:00 AM

Colombia quiere exportar pollo y huevo a Japón

Tras el levantamiento de restricciones para que Colombia pueda exportar, una misión de seis empresas recorrió el país asiático para conocer tendencias y oportunidades.

A los japoneses les gusta comer pollo y huevo en diferentes presentaciones, horas del día y en grandes cantidades. Productos precocidos y con salsas para calentar en el microondas son algunos de los más demandados en el mercado nipón, uno de los principales consumidores de pollo y huevo en el mundo que ahora está viendo a Colombia como un proveedor potencial.

Estas son algunas de las conclusiones que dejó la misión de seis empresas colombianas que recorrió el país asiático con ProColombia y Fenavi para conocer las oportunidades de negocios y las tendencias de consumo, tras el levantamiento de las restricciones para importar pollo colombiano desde Japón que dio a conocer el Invima recientemente.

“El principal canal de acceso de la carne de pollo a Japón es a través de importadores y distribuidores que compran directamente al exportador extranjero. Otros a explorar son las grandes cadenas de hoteles, restaurantes, cadenas de hipermercados y tiendas. Esta visita nos permitirá fortalecer el tejido empresarial exportador de este sector”, afirmó María Claudia Lacouture, presidenta de ProColombia.

La funcionaria añadió que para entrar a Japón es necesario conocer sus costumbres y hacer las adecuaciones de producto pertinentes, además de establecer relaciones con los potenciales compradores y dar a conocer los productos. Ahora, el paso a seguir es el envío del listado de las plantas autorizadas por el Invima que cumplan con las normas japonesas.

Por lo pronto, en la agenda participaron cuatro empresas de pollo (Vencedor, Fiesta, Gar y Maravilla) y dos de ovoproductos (Avícola Nacional y Santa Reyes), así como las líderes de los programas de pollo y huevo de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi).

“Los japoneses son exigentes en todo sentido. Se preocupan mucho por la inocuidad de los productos, por lo que hay que conocer bien la cultura para aprovechar las posibilidades que tiene la industria nacional”, afirmó Miguel Garzón, de Pollos Gar Limitada.

Durante cinco días, los colombianos visitaron los diferentes canales de distribución y conversaron con autoridades y protagonistas de la industria local, como en la Japan Meat Traders Association, el Centro de Distribución Carga Congelada Nichirei Logistic, Mitsubishi Trading y la feria Foodex Japan.

La conclusión general es que el mercado, que ya está abierto, ofrece múltiples posibilidades de negocios. Japón, de acuerdo con información de Trademap, es el sexto importador de productos avícolas en el mundo, con compras que ascendieron a los US$1.138 millones en 2013.

“La cultura japonesa es supremamente cumplida y buscan relaciones de muy largo plazo. Actualmente tienen un proveedor grande que es Brasil, pero en todas las citas nos aseguraron que hay opciones de nuevos proveedores”, sostuvo Adriana María Navarro, directora del programa de pollo en Fenavi.

Conocieron más detalles. Por ejemplo que el consumo per cápita es de 12 kilos de pollo y 360 huevos por año.

Margarita Mejía, de la empresa Pollo Fiesta SA, afirmó que “es un destino posible de alcanzar. Lo que más buscan es practicidad, porque en este momento las personas que trabajan no tienen tiempo para cocinar. Además, las porciones deben ser pequeñas, pues las familias son de pocos hijos y hay muchas personas solteras”.

El kakitori, o pincho de pollo, es uno de los de mayor demanda, así como el pernil deshuesado apanado y los productos listos para consumir, precocidos, cocidos al vapor y que ya estén condimentados.

Con el huevo ocurre algo similar. Carlos Lozano, gerente general Santa Reyes, explicó que “es diferente a Colombia porque nosotros generalmente solo consumimos en las mañanas. En Japón también comen huevo en las tardes y en las noches y en diferentes presentaciones, cocidos, incluso crudo y en polvo”.

El huevo procesado, como lo demanda el mercado, no tiene mayores restricciones para Colombia.

Al respecto, Carolina González, directora de programa de huevo en Fenavi, añadió que el consumidor japonés de huevo es “muy sofisticado. De los 360 huevos per cápita que consumen al año, el 50% es de huevo en cáscara y el otro 50 para el sector institucional. Venden por ejemplo huevo ligeramente cocido listo para comer con salsa de soya, que usan como aderezo para ensaladas o en platos”.

Sobre la industria colombiana

Según datos de Fenavi, Colombia tiene una producción en pollo de aproximadamente 1.3 millones de toneladas, con una tasa de crecimiento estimada para los próximos cinco años de 2,5%.

Por su parte, en huevo la producción en unidades es de alrededor 11.600 millones de unidades, con una tasa de crecimiento de 3,5%.

La oferta exportable está representada en 7 mil toneladas al mes de pollo y 90 millones de unidades de huevo al mes.

El sector avícola en Colombia, además, cuenta con áreas libres de enfermedades, por lo tanto está en capacidad de atender mercados de exportación con exigencias de calidad particulares.

De acuerdo con información del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con datos del Dane, el sector avícola de Colombia exportó US$1,6 millones, principalmente a Ecuador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?