| 9/14/2017 7:44:00 AM

“Colombia debe pasar de la cultura de la violencia a la de la innovación”: Agrofuturo

Para el director de Agrofuturo, Ricardo Jaramillo, es hora de que Colombia le de la vuelta a la página y cambie la cultura de la tragedia y la violencia por la de la innovación, la tecnología y el conocimiento aplicado a sectores tan importantes como el agro.

En el marco de la feria Expo Agrofuturo que se realiza en Medellín con el auspicio de la organización que lleva el mismo nombre, Ricardo Jaramillo dijo que el país también debe resolver de una vez por todas la discusión sobre la propiedad de la tierra para enfocarse en su buena utilización y generar valor agregado.

En la actualidad el país tiene aproximadamente 3‘691.000 de predios rurales que han sido identificados. Sin embargo, el gran reto del país sigue siendo la informalidad del campo ya que el 54,3% de los predios rurales del país se explotan sin títulos, lo que equivale a casi 49 millones de hectáreas.

“Tenemos que terminar con la discusión de las tierras y pensar en cómo producimos e integramos a las personas, para desarrollar un campo basado en innovación y tecnología”, añadió.

El rezago que ha provocado esta situación, sumado a la carencia de infraestructura, educación y presencia del Estado, provocan que estas comunidades campesinas se hayan quedado no en el siglo pasado como dijo un reconocido empresario del sector lácteo a Dinero, sino en el siglo XVII, según Jaramillo.

Recomendado: “Dios ha bendecido al mundo en desarrollo con muchos problemas": Bitange Ndemo

“En Colombia tenemos varias realidades. Un campo pujante en donde hay tecnología, producción y exportación, principalmente en sectores como el de flores, café, banano, caña de azúcar y palma de aceite. Y de otro lado, tenemos zonas apartadas en donde la violencia alejó la inversión y donde se quedaron personas capaces de soportar estos problemas por más de 50 años”, apuntó.

A pesar de las dificultades, el empresario ve un futuro prometedor para el agro colombiano y por ello desde ya proyecta los que según él serán los cultivos del futuro.

En la región Andina nombró frutas y hortalizas, destacando el aguacate, la piña, el limón, el mango y la pasiflora. Mientras que del lado de los Llanos Orientales destacó la proyección de la ganadería, la reforestación, los cultivos de granos y cereales, así como el cacao.

No se pierda: Desde Cundinamarca, emprendedora social exporta cosméticos naturales al mundo

Del mismo modo aseguró que el campo colombiano vivirá una verdadera revolución en los próximos años no solo por el proceso de paz sino también por los avances en educación, tecnología y el rol de las nuevas generaciones para el país.

Será así que las actividades campesinas vayan más allá de la producción y den un paso hacia adelante a la prestación de servicios relacionados con los distintos sectores que componen a  la industria nacional.

Para ello, se necesitarán empresas que presten el servicio de maquinaria, desarrollo de software y aplicaciones móviles para el agro, robots para automatizar los procesos en los que hoy tiene intervención el hombre, entre otros servicios.

Recomendado: ¿Por qué aprovechar el potencial algodonero de Tolima, Huila y Valle del Cauca?

“Tenemos que cambiar la mentalidad de que el campo es para sembrarlo solamente, los jóvenes tienen un rol que va más allá de la siembra“, argumentó el director de Agrofuturo, al explicar cómo enamorar a las nuevas generaciones del campo.

Afirmó que el día en el que los jóvenes con talento aporten sus conocimientos al campo y puedan aportar valor agregado, muchas personas dejarán de trabajar por un “jornal miserable” y se vivirá el cambio.

Esta transformación, de acuerdo al directivo, debe ir acompañada de un enfoque en materia de sostenibilidad ambiental y social.

Afirmó que debemos dejar de pensar simplemente en la productividad, como ha ocurrido desde hace cincuenta años cuando comenzó la revolución agrícola, porque o sino vamos a “destruir el planeta”.

“Necesitamos más tecnología inteligente de información en el campo: sensores, Internet de las Cosas, entre otras, para que con el uso de menos recursos naturales aumentemos la productividad”, añadió.

Finalmente, invitó a los campesinos a innovar y cambiar la manera en la cual están compitiendo, ya que según él hay que cambiar el paradigma para no ser devorado por un mercado cada vez más complejo.

“La competencia genera choques, genera esfuerzo y exige al sector movilizarse para ser más innovador, no se puede competir de la manera en la que se estaba haciendo tradicionalmente”, afirmó.

 Lo invitamos a leer: ¿Hasta cuándo durará el repunte del agro en Colombia? 

Añadió que en la era de internet los productores ya no necesitan de los intermediarios, pues existen plataformas tecnológicas muy básicas a su servicio para que empiecen a conectarse con el mundo y borren las fronteras de su mente.

“Los intermediarios. estamos en la era de la información. Anteriormente grandes mayoristas compraban productos en las centrales de abastos y en los pueblo y hoy el internet nos da acceso a los compradores mundiales y locales”, insistió.

Congregando a 20.000 asistentes de la agroindustria, Expo Agrofuturo 2017 reunirá a más de 420 empresas nacionales e internacionales, teniendo una proyección de negocios de US$300 millones.

Así mismo, el público especializado de esta edición contará con agrotalks, muestras comerciales, ruedas de crédito y reuniones de negocio, que les permitirá integrar a sus empresas con proyectos de inversión.

Lo invitamos a leer este especial: El café le devuelve la vida a La Secreta, la vereda que casi extinguen los ‘paras’

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.