| 11/27/2014 5:30:00 AM

Solo el 15% de las carreteras colombianas están pavimentadas

Este es uno de los principales hallazgos del estudio sobre infraestructura global elaborado por la firma internacional Llewellyng Consulting para Impala, compañía encargada del proyecto de navegabilidad del Río Magdalena.

De acuerdo con la investigación, que habla, principalmente, de los requerimientos de infraestructura de las economías de todo el mundo, hay cuatro escenarios que están estimulando las inversiones en obras: el crecimiento de la población, de los grandes polos urbanos, la globalización y el incremento del comercio, que está aumentando rápidamente, y el cambio climático.

Dadas las necesidades de infraestructura, de aquí al año 2030 los países desarrollados deben invertir el 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB) por año; y para los países emergentes, entre el 6% y el 8%; en el caso latinoamericano es de aproximadamente el 5% del PIB según el estudio.

“Colombia tiene una muy buena estabilidad macroeconómica y está superando la competencia de sus vecinos, sin embargo su gran problema es la infraestructura”, afirma Russell Jones, socio de la firma Llewellyn Consulting, firma de asesoría macroeconómica con sede en Londres.

Cifras del estudio señalan que el crecimiento de la economía en Colombia está limitado, al menos por su deficiente red de transporte. Solo el 15% de sus carreteras están pavimentadas, en comparación con el promedio de la OCDE del 75%.

Jones subraya, además, que dada su difícil topografía, la calidad de la infraestructura de transporte de Colombia ocupa el puesto 117de 148 en el ranking del Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2013-2014. Así mismo, si se analiza transporte, electricidad e infraestructura telefónica, el país en infraestructura ocupa la posición 92 de la clasificación.

“Colombia quiere dar ese salto para convertirse en una economía avanzada y quiere ser parte de la OCDE, entonces se necesita una inversión muy grande en infraestructura. El Presidente tiene un programa de unos US$15.000 millones, lo que es un buen principio, sin embargo la infraestructura es algo en lo que siempre se tiene que estar invirtiendo, en lo que uno no puede perder el ritmo, no se puede detener la inversión”, afirma Russell Jones.

Las 5 principales conclusiones para Colombia:
1. Hay una falta de infraestructura generalizada.
2. El transporte es la gran prioridad. El enfoque es mejorar la infraestructura del transporte sobretodo rutas, vías férreas, puertos.
3. Se necesita estimular el comercio.
4. No se puede parar. Hay que seguir gastando e invirtiendo en infraestructura.
5. El gobierno no puede hacerlo todo solo. Necesita ayuda, especialmente, del sector privado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?