| 10/25/2010 2:50:00 PM

Estados Unidos ratifica a Colombia oposición a legalizar la marihuana

Sin importar el resultado de una venidera consulta popular en California para legalizar la marihuana, Estados Unidos hará cumplir las leyes contra narcóticos y mantendrá su cooperación antidrogas con Colombia, aseguró el lunes el Subsecretario de Estado norteamericano, James Steinberg.

"Es prematuro en este momento hablar sobre cuál será el resultado de este referéndum. Pero con el presidente (Juan Manuel) Santos estamos de acuerdo en que independientemente del resultado del referéndum vamos a continuar en la lucha contra las drogas y contra el delito en general, puesto que este es un punto crucial", dijo Steinberg.

El gobierno del presidente de Estados Unidos Barack Obama "no apoya el referéndum y esperan hacer cumplir la ley federal", agregó el alto funcionario en breves declaraciones a la prensa en la sede de la cancillería y tras reunirse poco antes con Santos, en la casa de gobierno, y luego con la ministra del Exterior colombiana, María Angela Holguín, en la sede del ministerio.

Colombia es el primer cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con unas 68.000 hectáreas en 2009, últimos datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Y aunque los cultivos de marihuana en Colombia son considerados marginales, unas 250 hectáreas en todo el país, cifra que se ha mantenido estable en los últimos cinco años, de acuerdo con la policía antidrogas; para el gobierno colombiano el asunto es el impacto en el negocio ilícito de esa posible legalización en California.

La víspera, el presidente Santos manifestó su preocupación por los efectos y consecuencias de la eventual aprobación de la consulta, previsto para el 2 de noviembre en California. "Todo parece indicar que el referéndum se va aprobar", dijo Santos.

Entonces "díganme a ver por favor, para tener alguna forma de explicar bien,...cómo le digo yo a un campesino de mi país que si produce marihuana lo meto a la cárcel, cuando en el estado más rico de los Estados Unidos es legal producirlo, traficar con el y consumirlo el mismo producto", dijo Santos.

Steinberg no dio detalles sobre todos los temas tratados en su encuentro con Santos ni tampoco precisó el monto de ayuda que daría Washington a Bogotá para el combate antidrogas en los próximos años. El funcionario también fue consultado sobre el futuro de un acuerdo de cooperación militar, firmado entre Washington y Bogotá en octubre del 2009, y que expandía el acceso de Estados Unidos a siete bases colombianas ya existentes, aumentando por ejemplo el monitoreo antidrogas.

"Respetamos la posición de la Corte y estamos analizando posibilidades hacia un futuro para resolver esta situación", dijo Steinberg.

En agosto pasado, la Corte Constitucional, la máxima instancia para dirimir asuntos de la Carta Magna colombiana, falló que el acuerdo quedaba sin vigencia y debía ser sometido al debate en el Congreso. El entonces gobierno del presidente Alvaro Uribe (agosto 2002-agosto 2010) siempre alegó que el debate legislativo era innecesario porque el convenio era sólo la ampliación de otros convenios ya existentes con Washington. Steinberg llegó el domingo tarde a Bogotá para cumplir una agenda que se inició en la jornada con un encuentro con el presidente Santos en la casa de gobierno y luego con la canciller Holguín.

El funcionario dijo también que Washington seguirá colaborando con Bogotá, con el suministro de recursos, para el combate de las drogas, aunque no precisó sobre eventuales cortes o reducciones en los desembolsos anuales.

Desde el inicio del llamado Plan Colombia en el año 2000 y hasta ahora, Colombia ha recibido de Estados Unidos unos US$7.000 millones. Para el 2011 los desembolsos estadounidenses para Bogotá se calculan en 465 millones de dólares, unos US$50 millones menos que los desembolsos para este año.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?