| 8/22/2008 12:00:00 AM

EPS, balance en rojo

Las EPS perdieron $50.000 millones en el primer semestre. La tutelas y los los fallos antitécnicos son una causa importante de este faltante financiero.

 A pesar de que el número de servicios a los afiliados de la salud en Colombia está creciendo en lo corrido del año por encima del 7% y en valores a más del 16%, las empresas prestadoras de salud (EPS) reportan pérdidas por más de $50.000 millones entre enero y junio de 2008.

El presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI), Juan Manuel Díaz-Granados, dijo en Dinero.com que la situación se complica con el costo de tutelas y gastos adicionales que fueron avalados por la Corte Constitucional y que agudizan la situación de saldo en rojo.

“Lamentablemente tenemos este resultado adverso en el ejercicio económico pero aspiramos a tener unos ingresos más equilibrados por un incremento en la unidad de pago por capitación (UPC) que debe ser revisada así como todo lo que tiene que ver con el no POS”, Agregó Díaz-Granados.

El dirigente gremial anotó que las tutelas y los egresos que desprenden de asumir los planes no contemplados dentro del Plan Obligatorio de Salud (POS) suman en promedio $600.000 millones al año, asunto que castiga la eficiencia del sistema que bajó ostensiblemente los gastos innecesarios y que podían destinarse a otras áreas.

El POS diseñado en 1994 ha tenido desde entonces una serie de modificaciones y actualizaciones. En condiciones normales cubre procedimientos, insumos y cerca de 620 moléculas de medicamentos.

Frente a otros países de América Latina, el POS colombiano es uno de los más completos pero empezó a resentirse por coyunturas específicas tales como tratamientos y servicios por fuera del plan en mención.

En el llamado gasto de bolsillo en salud, Colombia muestra un 7,50%, cifra más baja de las naciones de América Latina. El dato más alto lo tiene Ecuador con gastos del 54,09%, Venezuela 53,19% y Paraguay con 51,10%.

Lo anterior, dice Juan Manuel Díaz-Granados, muestra que Colombia tiene una excelente cobertura en salud. Las EPS están dando cada año más servicios, de estos 126 millones son del sistema dentro de lo cual se destaca consultas generales, consultas de especialistas, hospitalizaciones, tratamientos ambulatorios, partos y tratamientos de alto costo.

La Corte Constitucional ordenó que si dichos tratamientos o atenciones comprometen la vida digna de las personas procede la tutela o el Comité Técnico Científico (CTC) asunto que lleva a financiar y asumir todo lo que está por fuera del POS para luego recobrar los valores del Fosyga.

ACEMI asegura que todos los gastos No POS están creciendo de manera acelerada, lo que hace pensar que para el año 2008 habrá por arrogarse un millón de casos.

“Esa suma si bien es inferior a los 126 millones de servicios anuales que representan el 1% no deja de ser alta y significativa puede llegar a costar entre $600.000 y $800.000 millones. Lamentablemente las EPS no estamos en capacidad de pagar esos gastos por fuera del POS por la situación financiera así se hable de la recuperación vía Fosyga”, declaró Díaz-Granados.

La situación, anota, está comprometiendo la estabilidad financiera de las EPS y adicionalmente, dentro de los procesos de revisión en el Fosyga hay un volumen importante de dineros que han sido glosados por distintas razones. Según estimativos, el valor de dichas glosas puede estar alrededor de los $400.000 millones, suma que compromete más del 50% de las EPS.

Las empresas iniciaron desde hace más de un año un proceso de conciliación con el ministerio de la Protección Social, con la presencia de los organismos de control del Estado, la Presidencia de la República y el ministerio de Hacienda.

Las Empresas Prestadoras de Salud confían en un pronto acuerdo pues de lo contrario sería sombrío el panorama económico de estas entidades lo cual supondría que estas no podrían seguir operando por el defecto patrimonial que por ley las hace inviables e inoperables.

Como si el asunto de los gastos por fuera del Plan Obligatorio de Salud fuera poco, hay otro tipo de tutelas que aparte de distraer, generar gastos de abogado y otras erogaciones, parecen completamente antitécnicas.

De cada cien tutelas más de 95 son concedidas porque comprometen la vida o la dignidad de las personas, teniendo en cuenta que cuando el juez falla no lo hace con criterios científicos por cuanto este funcionario conoce de leyes pero no de medicina.

En Colombia, afirma ACEMI, hay tutelas que no son razonables y que no son concedidas por los jueces tales como alimentación especial, tratamientos estéticos o la práctica de procedimientos experimentales que no tienen efectividad científica comprobada.

“Llegó el colmo que un hombre casado con tres hijos y más de cuarenta años de edad descubrió que estaba en cuerpo ajeno y solicitó cambiar sus órganos sexuales por los de una mujer”, narró el dirigente gremial.

El presidente de ACEMI afirmó que en materia de salud la tecnología, los medicamentos y las innovaciones se desarrollan a una velocidad vertiginosa, factor que se traduce en mayores precios. Eso lleva a que en el mercado se encuentren medicamentos de última generación de $1.500 millones anuales por paciente.

Afirmó que en solo hormona de crecimiento, otro tratamiento tutelado con frecuencia, el país está gastando $40.000 millones al año por la presión de los padres que temen que sus hijos no crezcan lo requerido por la sociedad.


Un tratamiento anual cuesta $30 millones por niño y crecer un centímetro en Colombia vale entre $15 y $18 millones.

LA SALUD EN CIFRAS

ACEMI reveló que la situación de la salud en Colombia deja un manto de dudas y preocupaciones pues dentro de los indicadores para el sector de ve que el número de camas por cada 10.000 habitantes es de 12. Por cada 1.000 habitantes se cuenta con 1,35 médicos, 0,55 enfermeras y 0,78 odontólogos en promedio.

Los gastos en salud de Colombia son del 7,8% del PIB, cifra inferior a varios países del mundo que se supone no están en condiciones tan críticas en sus finanzas públicas.

Los balances del primer semestre de 2008 muestran que el resultado final de las EPS arroja pérdidas por $44.239 millones. Con todo, el patrimonio de las EPS pasó de $531.089 millones en marzo de 2007 a $574.613 millones a igual periodo de este año.

Reveló que todo esto ha implicado que el gasto médico como porcentaje del ingreso esté creciendo pues en el año 2000 este gasto sobre el ingreso de las EPS era cercano al 80% y hoy se está llegando al 90% de ese egreso.

El crecimiento a planes de afiliados a planes voluntarios muestra un estancamiento en medicina prepagada que de 810.884 inscritos en el año 2002, pasó a 816.662 afiliados al cierre de 2007.

El mejor comportamiento lo muestran los planes de ambulancias y prepagados que pasaron en igual periodo de 272.086 a 483.654 afiliados.
Antes de la ley cien de 1993, el ISS atendía 2.339 consultas. En 2006 las EPS ya atendían 3.517, el 50 % más.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?