| 1/13/2015 11:45:00 AM

El Niño llama a todos los Ministros

Hoy se realizará el primer encuentro de Ministros para evaluar desde todas las carteras las posibles medidas para mitigar el fenómeno de ambiental.

Desde el momento en que el IDEAM estableció que las probabilidades de que Colombia afrontará un fenómeno de El Niño en el primer semestre del año, se prendieron las alarmas en todos los sectores productivos del país.

Uno de los primeros Ministerios en reaccionar ante el hecho fue el de Agricultura, que a través de alarmas difundidas conjuntamente con las gobernaciones y municipios, advirtió a productores de las medidas que debían poner en marcha para enfrentar las consecuencias del fenómeno ambiental.

Sin embargo, la situación dejó de ser suposición y en algunas regiones del país ya se convirtió en un hecho la llegada de El Fenómeno que en ocasiones anteriores cobró cultivos y reservas hidricas completas.

Pues bien, en tanto algunas regiones ya pusieron en marcha sus planes de contingencia, otras se quedan cortas, por lo que el presidente Juan Manuel Santos convocó al primer Consejo de Ministros de 2015, para abordar la problemática.

Hacía las doce del medio día se darán cita en la Casa de Nariño, todas las carteras del Gobierno para presentar un informe al Jefe de Estado sobre lo que se hace o se podría hacer desde su sector para hacerle frente al clima.

Desde el momento en que el Presidente citó a sus Ministros, advirtió que llegar a la reunión con estrategias de contingencia, sería vital para poder comunicarle al país al término de la misma, lo que se haría concretamente.

Esta alteración en el clima obedece a fenómeno cíclico que provoca estragos a nivel mundial, siendo las más afectadas América del Sur y las zonas entre Indonesia y Australia, provocando con ello el calentamiento de las aguas suramericanas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?