| 5/22/2014 5:00:00 AM

¿Santos o Zuluaga? da igual

En materia económica los expertos aseguran que si alguno de ellos ganara, dado que son quienes puntean en las encuestas, el país no sufriría mayores cambios debido a la similitud de sus programas. Sin embargo si hubiera sorpresas tampoco habría conmoción en los mercados.

El camino hacia la presidencia se acerca al su final y en el horizonte se ve que entre Juan Manuel Santos, actual presidente y Óscar Iván Zuluaga, está el próximo mandatario de los colombianos, no obstante no se puede dar por muertos a Clara López, Enrique Peñalosa y Marta Lucía Ramírez.

Sin embargo, en materia económica ninguno de los aspirantes al primer cargo de la Nación, incluida la representante del Polo Democrático, genera zozobra, ni en la bolsa, ni en la tasa de cambio ni en el apetito de los extranjeros por invertir en el país.

Juana Téllez, economista Jefe del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Bbva Colombia, aclara que no quiere intervenir en asuntos de política, pero que en lo que a materia económica hace referencia el mercado no se ha mostrado atemorizado por quién pueda ser el ganador, “ni siquiera por el empate técnico que arrojó la última encuesta publicada por la Revista Semana”.

Resulta saludable entonces que el destino económico de Colombia no esté entre la espada y la pared por cuenta de las elecciones. Sin embargo, el debate entre los candidatos seguirá girando en torno a las acusaciones de Álvaro Uribe sobre dineros del narcotráfico en la campaña presidencial de Santos en 2010, y alrededor de la cercanía del candidato del Centro Democrático con el hacker de las negociaciones en La Habana.

La muerte del proceso de paz

Volviendo al hipotético escenario en el que el nuevo presidente sea Santos o Zuluaga entra en juego la posición de cada uno frente al proceso de paz que se lleva a cabo en Cuba.

Por el lado de Santos se prevé que los diálogos con la guerrilla de las Farc sigan avanzando, con la esperanza de llegar a un acuerdo para darle fin al conflicto, lo que según estudios de Anif y Fedesarrollo, impulsaría el crecimiento del PIB en dos puntos porcentuales adicionales.

Esto según Juana Téllez, se daría por “el ingreso de nuevos actores a la productividad del país”. Sin duda esa es una de las cartas a las que el actual Presidente –Candidato le está apostando.

En el caso de Zuluaga, lo más probable que es que el proceso no continúe dado que ha manifestado que dará un plazo de ocho días desde que se posesione para que las Farc hagan un cese al fuego unilateral, y que hará una pausa en el proceso para evaluar lo que se ha negociado durante la actual administración.

No obstante eso no resulta contraproducente para el candidato ni para el futuro del país pues señala Juana Téllez que “el mundo ve a Colombia como un lugar atractivo de inversión con o sin conflicto. Se da por descontado que en el país sabemos sobrellevar esa guerra contra la guerrilla y el rompimiento de las negociaciones no significaría una pérdida de confianza de los inversionistas extranjeros”.

Así las cosas, ante el actual panorama electoral los colombianos e inversionistas no debería tener mayores temores, ahora bien, está en las capacidades de cada uno de los candidatos poder potencial las oportunidades de crecimiento que desde el exterior se le reconocen al país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?