| 8/15/2012 4:00:00 PM

El tren ¿volverá a rodar?

En la Asamblea General de Empleados del 13 de agosto de 2012, según la empresa, los trabajadores por mayoría absoluta decidieron terminar con la huelga iniciada el pasado 23 de julio. Pero el presidente del Sindicato, Félix Herrera niega esta versión.

Es así como también se estableció iniciar las operaciones de la compañía y designar un tribunal de arbitramento para que analice y dirima el conflicto planteado por el Sindicato de Industria Sintraime.

"De conformidad con lo anterior, en las próximas horas la empresa y sus empleados retornarán a sus lugares y puestos de trabajo para reiniciar todas y cada una de las operaciones del concesionario de la red férrea de Colombia", precisó la compañía en un comunicado.

Según el presidente de Fenoco, Peter Burrowes, se espera que los miembros del sindicato, que actualmente ocupan de manera irregular la infraestructura ferroviaria entregada a la compañía, se retiren de estos lugares, se reintegren a sus puestos de trabajo y permitan el restablecimiento de todas las actividades normales del concesionario.

De otra parte, el Tribunal Superior del Distrito de Bogotá en fallo emitido la noche del 14 de agosto decidió declarar la ilegalidad del cese promovido y ejecutado por representantes y miembros del sindicado de industria desde el pasado 23 de julio de 2012.

Sin embargo, el presidente del Sindicato, Félix Herrera le dijo a Dinero.com que no ha sido notificado de esta votación y que los trabajadores seguirán en huelga, hasta que la Corte deje en firme el fallo del Tribunal, sobre la legalidad del paro.

Burrowes señaló que Fenoco, su administración y sus accionistas esperan restaurar y mantener un ambiente laboral positivo en beneficio de la comunidad, sus trabajadores y el País.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?