| 5/25/2011 12:00:00 AM

El terror de los banqueros

Una de las más opcionadas para asumir la dirección del Fondo Monetario Internacional es la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde. ¿Quién es esta mujer que despierta terror en el sector financiero mundial?

El próximo 30 de junio se conocerá el nombre del sucesor en la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI) del francés Dominique Strauss-Kahn, envuelto en un escándalo por abuso sexual que ha ocupado las primeras planas de la prensa mundial y todavía no se aclara. La renuncia oficial, conocida el 19 de mayo, marcó el inicio del proceso de selección del sucesor y todo tipo de especulaciones sobre los candidatos. ¿Quiénes son los opcionados?

Varios nombres de prominentes figuras europeas comienzan a sonar en la baraja oficial. Entre ellas la ministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde; el ex gobernador alemán del Bundesbank, Axel Weber y el ex ministro de Finanzas de Alemania, Peer Steinbrueck.

En la lista no oficial están los candidatos de los países emergentes. Allí suenan nombres como el del presidente del Banco de México, Agustín Carstens; el ex presidente Ernesto Zedillo; el excanciller chileno, Alejandro Foxley, y el gobernador del Banco de Kazajistán, Grigori Marchenko, que tiene el apoyo de Rusia y diez naciones más que buscan acabar con el dominio europeo en el FMI.

Pero, lo más probable es que la dirección del FMI vuelva a quedar en manos de un europeo, como ha sido la tradición desde su fundación hace 67 años. Y en ese orden de ideas, la más opcionada, es sin duda, la ministra francesa.

Lagarde nació en París el primero de enero de 1956, se graduó de abogada en Holton Arms School, en Estados Unidos, y tiene una maestría en derecho social de la Universidad de París X-Nanterre.

Fue la primera presidente del prestigioso bufete de abogados Baker & McKenzie de Chicago en 1999. Llegó al gobierno de Francia en 2005 como Ministra de Comercio Exterior y en 2007 como Ministra de Finanzas, cartera donde adelantó profundas reformas en el sistema de impuestos.

Sus logros la llevaron en 2002 a ser calificada por el diario Wall Street Journal como la quinta mujer de negocios europea; en 2004 ocupó el puesto 76 en la lista de las mujeres más poderosas de la revista Forbes y en 2009 fue destacada por el diario británico Financial Times como la mejor Ministra de Finanzas de Europa.

Lagarde jugó un papel destacado en la pasada crisis financiera, cuando logró convocar a la unidad europea para enfrentar los problemas sobre sus economías. Sus durísimas críticas contra los bancos, los auditores y las calificadoras de riesgo, la pusieron en el ojo de los banqueros, quienes ven con recelo su nombramiento como cabeza del Fondo. Aunque Lagarde es una mujer que entiende la importancia de los bancos en la economía mundial, jamás fue tolerante con los excesos, el derroche, la vulgaridad y la corrupción que se hicieron evidentes en la pasada crisis.

Pero su gestión no ha estado ajena a los cuestionamientos. Actualmente enfrenta una demanda por el 'escándalo Tapie' que involucra al empresario Bernard Tapie a quien el Estado indemnizó en 2008 con una suma de 290 millones de euros.

Opositores han dicho que Lagarde se extralimitó en funciones al autorizar la elevada indemnización a Tapie, que en 1992 se declaró en bancarrota y perdió sus acciones en la empresa deportiva Adidas, cuyos activos fueron confiscados por el Estado y traspasados al Crédit Lyonaisse. En 2008, la justicia francesa le dio la razón a Tapie.

Al margen de los cuestionamientos, la candidatura de la ministra Lagarde va viento en popa. Ya recibió el respaldo de los mandatarios de Alemania, Italia, Gran Bretaña, España, Suecia y Austria. El guiño final lo tendrá que dar en cuatro semanas el directorio del FMI. Ojalá sea positivo para que la ecuanimidad, competencia y honradez de esta mujer lleguen a una entidad que hasta hoy ha sido dominada por los hombres

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?