| 8/14/2012 7:00:00 AM

El taxi, un negocio cada vez más inviable

En colombia, por cada taxi formal que presta el servicio, hay dos vehículos informales rodando por las calles, una cifra alarmante si se tiene en cuenta que circulan 351.200 que están vinculados a las empresas legalmente constituidas.

El denominado sector de Taxis es una fuente importante de empleos. Hay aproximadamente 422.000 conductores en el país si se considera como base el parque automotor mencionado anteriormente, es decir, un promedio de 1,15 conductores por cada vehículo.

A ellos, se les debe sumar los empleos directos e indirectos de las empresas de este tipo de  transporte y de todos los servicios que hacen parte fundamental de él: taller y mantenimiento, repuestos, seguros, etc.

Así lo estableció el estudio que adelantó Fenalco Antioquia, basado en cifras del Dane, en el marco del IV Simposio Nacional de Empresas de Taxis, donde el gremio expresó su preocupación por las cifras de informalidad, la cual pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos e impacta la economía de las empresas.

Por ello, el Director Ejecutivo de Fenalco Antioquia, Sergio Ignacio Soto Mejía, hizo un llamado para defender un sector que le brinda a los usuarios un servicio integral representado en seguridad, agilidad y comodidad.

Además destacó que "en el país contamos con taxis que no tienen nada que envidiarle a los de Nueva York, de Londres o Buenos Aires. Son un motor de nuestra  economía y un gran contribuyente al bienestar de la comunidad, al aportar a la movilidad urbana, al turismo y al empleo".

Por otro lado, el investigador en ingeniería de transporte de la Universidad de los Andes y de la Universidad de California, Álvaro Rodríguez, publicó un estudio en el que concluye que Colombia tiene uno de los servicios de taxi más baratos del mundo.

Eso tiene unas consecuencias: el servicio es muy demandado y, por ejemplo, cuando los dueños de vehículos particulares tienen pico y placa, en lugar de tomar bus o la bicicleta, toman un taxi. Es decir, la demanda del servicio genera más oferta, la cual se traduce en mayor tráfico.

“Esto sucede en mayor proporción cuando el trayecto es corto. El sistema de transporte, con tantos taxis contaminando y causando tantos accidentes, es el resultado de un taxi excesivamente barato”, asegura el experto.

A esto atribuye el grave problema de seguridad vial, pues el 25% de los accidentes involucra un taxista y, considerando que en el caso de Bogotá son menos del 5% del parque automotor, es una cifra considerable.

Rodríguez explica que la cantidad de accidentes se producen porque los conductores trabajan en promedio 14 horas, la revisión técnico mecánica debería ser por kilometraje y, además, los conductores, que prestan un servicio público, no tienen una preparación adecuada.

A pesar de todo esto, al contrario de lo que cualquier parroquiano podría pensar, el estudio de la Universidad de los Andes destaca que entre los países de Latinoamérica, Colombia, particularmente Bogotá, tiene un sistema de transporte individual organizado: “hay un taxímetro, con una tarifa, los vehículos son nuevos”.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?