| 8/10/2013 7:00:00 AM

El precio de la contaminación

Según un reporte del Banco Mundial, los costos en salud asociados a la contaminación del aire equivalen al 1,1% del PIB del país.

De acuerdo con los registros, para 2009, los gastos generados por los pacientes con problemáticas en su salud causadas por la contaminación en el aire alcanzaron los $5.700 billones.

Una cifra que va cada vez más en aumento, puesto que el incremento de la frecuencia y severidad de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, que llegan a consultas hospitalarias, incapacidades laborales e incluso la mortalidad temprana es acelerado.

“La contaminación del aire sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil en Colombia y según reportes del Banco Mundial tiene mayores costos que la falta de acceso al agua potable y a sistemas de saneamiento, pues todos estamos expuestos en mayor o menor grado al aire contaminado. El rápido crecimiento económico, la ausencia de sistemas de control de emisiones en industrias y vehículos, una inadecuada planificación urbana y las actividades de extracción minera a gran escala son responsables del deterioro de la calidad del aire en el país”, explica Jorge Eduardo Pachón Quinche, docente de la Universidad de La Salle y director del Centro Lasallista de Investigación y Modelación Ambiental (CLIMA).

Por lo cual con el objetivo de generar un espacio para que universidades y centros de investigación socialicen y den a conocer los resultados de sus investigaciones, llega la cuarta versión del Congreso Colombiano y Conferencia Internacional de Calidad del Aire y Salud Pública (CASAP 2013), un evento que será realizado del 13 al 16 de agosto en el Centro de Convenciones Compensar en Bogotá.

Un espacio donde expertos de Estados Unidos, Suiza, Brasil, España, Japón, India, Finlandia y Francia estarán en Colombia discutiendo estos temas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?