| 11/20/2015 12:05:00 AM

¿Cartagena la fantástica?

Orgullosa de su pasado, esperanzada de su futuro proclamó Juan Gossaín al destacar que Cartagena de Indias inauguró en el centenario del sitio propiciado por las fuerzas reales de Murillo y que la hizo heroica, su Cámara de Comercio en aquel noviembre de 1915. ¿Puede Cartagena descentralizar el futuro económico de Colombia?

Durante el proceso de industrialización del siglo XX, Cartagena tuvo avances de infraestructura, instaló refinerías y plantas de cocción en Mamonal, realizó el desarrollo residencial y hotelero de Bocagrande y pasó de una población 129.000 en 1951 a 650.000 en 1993 y a más de 2 millones en 2014 de acuerdo con Gerardo Rumié quien preside la Junta Directiva de la Cámara. En 1945 el registro mercantil de la ciudad llegaba a apenas a 350 inscritos y hoy hay 27.000 añadió.

Cartagena y el departamento de Bolívar no solo representan hoy la mayor economía del caribe colombiano sino que son la cuarta economía del país, aportando el 50% de la producción de sustancias químicas de Colombia a lo que se sumará en 2016 Reficar para generar cerca de 1% de más crecimiento al país y al menos 11% en el PIB del departamento señaló María Claudia Páez presidente de la Cámara de Comercio.

Pero en 2015 otras empresas celebran décadas de haberse instalado como la petroquímica Mexichem que lleva 50 años con producción en Cartagena. Según Páez el cluster es claro con la presencia además de Dow Química, Popilco, Abocol, así como la vocación empresarial de la ciudad se reconoce en casos como el proyecto Columbus para tener la planta de cemento más grande en América Latina, después que se consolidaran otras apuestas como las de los astilleros que dieron lugar a Contecmar.

Pero Cartagena también ha fortalecido su sector turístico, desde cuando fuera declarado patrimonio cultural de la humanidad, y en los últimos 5 años han llegado cerca de760.000 turistas internacionales y casi 6 millones de nacionales. Adicionalmente, a los casi 1.500.000 viajeros que arribaron en cruceros. Para poder cumplir con esto la ciudad ha desarrollado una mayor capacidad turística desde 2008, aumentando las camas hoteleras de 8.500 a 11.400 y le apunta a llegar a 14.000 camas en el 2017.

Similarmente el puerto de Cartagena por donde entra y sale el 58% del comercio exterior de Colombia está realizando inversiones por US$800 para ser el hub de transporte marítimo del gran Caribe tras la ampliación de las esclusas del canal de Panamá.

Retos y dificultades

Pero si Cartagena representa un futuro de esperanza también es porque tiene varios riesgos de no consolidar su potencial económico y cultural. Al menos cabe la posibilidad que la ciudad sea más pasado que futuro según Gossaín, quien reclama una determinación moderna de voluntades heroicas.

El historiador Alfonso Múnera recuerda que hace 5 siglos Cartagena era el puerto más dinámico, el de mayor importancia, del continente y hoy compite con Panamá y Jamaica por ser el más relevante del Caribe. Señala a su vez que mientras es un logro que a Cartagena la visiten cerca de 200 mil turistas extranjeros, la industria hotelera se enfrenta con poco desarrollo de su recurso humano y baja capacidad de entrenamiento a países como República Dominicana que al año reciben 6 millones de turistas extranjeros. Dicho país se ha propuesto alcanzar los 10 millones en los próximos años alerta Múnera, quien también cita el ejemplo de Cuba, que hoy recibe 3 millones al año y está apostando a llegar a 7 millones con la eliminación del embargo de Estados Unidos.

La preocupación por el futuro de Cartagena es bien fundada según el reciente informe de competitividad departamental de 2015 del Consejo Privado y el Centro de Pensamiento de Estrategias Competitivas pues en un país de nivel bajo en competitividad Bolívar queda cerca del promedio nacional. Entre 24 departamentos y Bogotá, Bolívar ocupa el puesto 12, con cifras cercanas al promedio pero con varios aspectos por los que preocuparse mucho. De entrada su importancia económica es mucho mayor que su competitividad.

Las condiciones básicas de competitividad de Bolívar son malas. El territorio obtiene baja calificación en instituciones, variable en que ocupa el puesto 21, con un gran retroceso en el último año por su muy mala capacidad administrativa y de gestión y por tener la peor eficiencia de la justicia en el país y no contar casi con acceso a mecanismos alternativos de justicia. Bolívar ocupa el puesto 19 en cuanto a productividad de sus jueces y está entre los 5 peores territorios del país para hacer cumplir los contratos.

La calidad de la educación básica y media retrocede aún más en el último año en y es la tercera peor de Colombia con malas puntaciones en las pruebas saber pero en especial con la mayor brecha en calidad entre colegios públicos y privados del país. El territorio ocupa el puesto 19 por mortalidad infantil en Colombia y el 24 por falta de disposición adecuada de residuos sólidos, el tercer peor departamento por deserción escolar en educación superior y tiene el nivel promedio de Colombia en bilingüismo, que es deficiente.

Por último, es uno de los 5 territorios con más bajo saldo en cuentas de ahorro y uno de los 3 con la más baja bancarización del país.

Para revertir el proceso de centralización económica del país hacia sus costas falta mucho porque la primera economía por tamaño del caribe termina el 2015 con un resultado 46% más abajo en competitividad que Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?