| 1/9/2012 7:00:00 AM

El despido del presidente de la USO

El próximo 13 de enero vence el plazo para que el presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, decida si confirma la sanción al presidente del sindicato, Rodolfo Vecino, que involucra destitución e inhabilidad por diez años para ocupar cargos públicos.

Esta fecha será decisiva para la empresa, ya que la Unión Sindical Obrera podría ir a paro nacional, argumentando que se violan sus derechos de libre asociación y que la compañía quiere acabar con el sindicato.

Rodolfo Vecino Acevedo, quien lleva 27 años en la USO, recibió una notificación de su despido en diciembre de 2011, por presunta participación en política, prohibida para funcionarios públicos, según la ley colombiana.

El dirigente gremial aseguró que la historia de su sanción se remonta a octubre de 2010, cuando en un evento llevado a cabo en la Refinería de Cartagena, el entonces aspirante del Polo a la Gobernación de Bolívar, Dionisio Miranda, ofreció un discurso político.

“Para Ecopetrol, eso se configura como una falta grave originada en una supuesta participación en política y por eso ocurrió la destitución”, indicó Vecino, quien trabaja como operador de la Refinería de Cartagena.

Desde entonces, se inició todo un proceso disciplinario que culminó en el despido de Vecino, quien asegura que los trabajadores de Ecopetrol no pueden ser considerados públicos, ya que la Nación no ostenta el 90% de participación accionaria en la empresa.

En manos, entonces, del presidente de Ecopetrol, está la suerte del dirigente sindical, quien, independientemente de seguir o no trabajando para la compañía, seguirá dirigiendo la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo.

Más empleados en las mismas


Los trabajadores de Ecopetrol están sometidos al régimen disciplinario de los servidores públicos contenido en la Ley 734 de 2002 y el control interno lo asume la Oficina de Control Disciplinario.

Según la USO, varios dirigentes sindicales de Barrancabermeja tenían hasta 15 procesos disciplinarios en su contra por realizar mitines, entregar información y boletines, visitar los sitios de trabajo y participar en huelgas.

Todos esos hechos son investigados por la Oficina de Control Disciplinario de Ecopetrol, que ya despidió e inhabilitó de por vida a diez trabajadores afiliados al sindicato y sigue procesos contra cerca de 1.000 trabajadores más.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?