| 7/31/2013 5:05:00 AM

El contrato de la discordia

El Concejal Antonio Sanguino denuncia serias irregularidades en contratos de la Secretaría de Integración Social de Bogotá. Más de $ 30.000 millones están en juego.

“El proceso de adjudicación del contrato para el suministro y distribución de alimentos para los diferentes servicios sociales que atiende la Secretaría de Integración Social de Bogotá, genera dudas que merecen la atención de los órganos de control”. Así lo afirmó el concejal del partido Verde Antonio Sanguino, en denuncia realizada en el Cabildo Distrital.

La primera duda razonable, Según Sanguino, surge del fraccionamiento del monto a contratar, ya que la SDIS decidió dividir, un poco más de $31.918 millones, en dos montos para ser operados en dos zonas. A la primera zona, le asignó un monto de $18.253.557.090 y a la segunda, $13.664.991.442. La decisión despierta suspicacias pues no existen razones técnicas, ni contractuales, ni administrativas, que justifiquen el fraccionamiento de esta contratación.

Hasta ahí todo resulta medianamente aceptable, sin embargo, sorprende que el fraccionamiento le haya servido a la SDIS para asignarle al Consorcio Alimentación Social 2013, conformado por la Corporación Ambiente Colombia Caramacoly Fundación Multiactiva Emprendiendo, la adjudicación del contrato de la zona uno, sin tener en cuenta que solo un mes y medio atrás, hubiesen sido descalificados por la propia SDIS, en la licitación para proveer al distrito de canastas alimentarias, a la cual se presentaron como Consorcio Nutrición Social.

La descalificación fue por no contar con la infraestructura para almacenar y procesar los alimentos que serían entregados a las familias destinatarias del servicio, como consta en el informe de evaluación técnica definitivo del proceso de selección abreviada por subasta inversa, de abril 17 de 2013, emitido por la subdirección para la Gestión Integral Local.

Más grave aún, afirma el Concejal Verde, resulta que el Consorcio Nutrición Social, quisiera mediante acta adulterada, revertir la decisión de inhabilidad por no cumplir con el requisito de los 1.000 m2 para bodegaje que exigía la licitación. Así se muestra en el memorando de respuesta de la SDIS ante el requerimiento del Consorcio Nutrición Social, hoy Consorcio Alimentación Social 2013.

Ahí no terminan las irregularidades, según el Concejal. El proceso de Subasta Inversa, modalidad implementada en este gobierno para proveer alimentos, frente al cual ha presentado varios reparos, realizado el 6 de junio de 2013, genera serias dudas ya que para poder ganarse dicho contrato, el Consorcio Alimentación Social 2013, quien en la puja por la operación del servicio compitió con el operador Unión Temporal Amor por Bogotá, se bajó un 15,88% del valor unitario por cupo que es de $106.988 M/cte quedando en $89.992 M/cte, con una asignación de 202.828 cupos de alimentación.

Si tenemos en cuenta que para la zona dos, la puja solo generó una reducción del 3.5%, ¿Cuál fue el motivo por el cual el operador Consorcio de Alimentación Social 2013 hay presentado presumiblemente una oferta artificialmente tan baja? Los hechos denunciados, corroboran que dicha reducción está teniendo implicaciones en la calidad de los alimentos y su capacidad para la distribución y entrega.

Si la SDIS ya tenía razones suficientes para desconfiar de dicho Consorcio, no solo por el intento de fraude en el Acta mencionada y por su incapacidad logística, detectada solo un mes y medio antes, y de la reducción injustificada del 15.88%, en el valor unitario por cupo, ¿por qué no tomó medidas para suspender el proceso licitatorio?


¿La división de la ciudad en dos zonas, tiene que ver con el afán de permitir que este Consorcio participara en dicha subasta inversa?

Para rematar, señala Sanguino que “No sobra alertar que la Cooperativa Multiactiva Sur Colombiana fue también cuestionada en la ciudad de Medellín por el incumplimiento en la entrega de alimentos y en la calidad de los mismos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?