| 8/11/2008 12:00:00 AM

El clima cambiará siembras mundiales

El calentamiento global permitirá que se duplique el área sembrada de caña de azúcar en Brasil. El área de café bajará 10% y la de soya 24% en doce años.

El calentamiento global golpeará en las próximas décadas la agricultura de Brasil y modificará sustancialmente las áreas sembradas de caña, café y soya.

Es el resultado de un estudio realizado por el Centro de Pesquisas Meteorológicas Aplicadas a la Agricultura (Cepagri), de la Universidad de Campinas (Unicamp), y la Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria (Embrapa).

El estudio prevé que el cambio climático mundial permitirá un importante aumento de áreas aptas para el cultivo de caña de azúcar. Brasil es el mayor productor mundial de azúcar y de etanol derivado de la caña.

"Las áreas apropiadas para el plantío de caña podrán más que duplicarse. Al contrario de la soja, la caña gana un 160% de área con el calentamiento para el 2020," dijo Silveira Pinto.

Según el estudio, los actuales 62 millones de hectáreas aptas para la plantación de caña -de las cuales Brasil usa actualmente 8 millones- pasarán a 160 millones de hectáreas.

"La caña es extremamente tolerante a la sequía y al aumento del calor. Soporta 150 días sin agua, siempre que se haga alguna irrigación en la fase de crecimiento," dijo el agrónomo.

En cambio el café, el maíz y la soya sufrirán por el calentamiento global y en algunos casos su cultivo deberá cambiar de región.

El calentamiento global "tiene un 95 por ciento de probabilidad de producirse, no tiene reversión. Brasil tiene que prepararse, y rápidamente," dijo Silveira Pinto, quien destacó la necesidad de desarrollar variedades genéticamente más resistentes a la sequía y al calor.

La proyección considera un aumento de 1,5 a 2 grados centígrados en las temperaturas del país en 12 años, además de una menor frecuencia de lluvias.

La amenaza del cambio climático se produce mientras los especialistas estiman que Brasil puede superar a Estados Unidos como el mayor productor mundial de soya en los próximos años, justamente por su mayor disponibilidad de tierras aptas para el cultivo.

Café
El café, del que Brasil es el mayor productor del mundo y se cultiva principalmente en la región sureste, probablemente será "el cultivo que más sufrirá después de la soja," dijo el investigador. "Pierde un 10% del área de producción en el 2020," previó.

"Eso ya considerando la migración de café para otras áreas. Con el calentamiento, se pasará a producir más en el centro del (sureño estado de) Paraná y también en el de Rio Grande do Sul, donde las áreas van a quedar más tropicalizadas," agregó.

Soya
El calentamiento global reducirá para el 2020 en cerca de un 24% las áreas aptas para el cultivo de la soya, principal cultivo del país, previó el estudio divulgado el lunes.

Según los investigadores, aunque Brasil dedica cerca de 22 millones de hectáreas a la siembra de soya, posee un área apta para el grano de 279 millones, que se reduciría a 213 millones de hectáreas.

"Toda esa área de Rio Grande do Sul sería totalmente no indicada para el cultivo de soya. El oeste de Santa Catarina y el centro oeste también quedarán menos aptos," dijo el agrónomo Hilton Silveira Pinto, del Cepagri y uno de los coordinadores del estudio.

La región centro oeste de Brasil es la mayor productora de soya del país, mientras que Rio Grande do Sul ocupa el tercer puesto entre los principales estados productores.

La zafra de soya del país oscila actualmente en 60 millones de toneladas, ante algo más de 80 millones de Estados Unidos.

Maíz
El estudio mostró, en tanto, que el maíz tendría una pérdida del 12% en su área apta para el cultivo, de 438 millones de hectáreas, con una reducción importante en la región noreste del país. Actualmente, Brasil siembra 14,6 millones de hectáreas de maíz.

"Ya no serán posibles todos esos cultivos en el noreste, el área agrícola será mínima allí. La tendencia es que la región pase de semiárida a árida," explicó el especialista.

En esa región, el oeste del estado de Bahia y el sur del de Piauí, que ahora son áreas agrícolas, incluyendo plantíos de soya y algodón, "la tendencia es de que se sequen," agregó.

(Ruters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?