| 11/25/2010 8:00:00 AM

El 90% de los municipios están en alto riesgo de corrupción

Transparencia por Colombia llamó la atención, debido a que ningún municipio está situado en riesgo bajo de corrupción y sólo el 10% está en niveles moderados. Los municipios no publican sus procesos de licitación y 40% de las gobernaciones utilizan la figura de interventoría.

Transparencia por Colombia, presentó los indicadores de percepción sobre corrupción en los 32 departamentos. De acuerdo con la medición las mejores calificaciones fueron para las gobernaciones de Santander, Caldas y Boyacá. Guaviare, Amazonas y Chocó, tienen los mayores índices de corrupción

“Desde hace más de 6 años, la Corporación ha señalado la urgente necesidad de promover políticas públicas que contribuyan al fortalecimiento del Estado en departamentos y municipios, de tal forma que se resten oportunidades a la corrupción administrativa. La discrecionalidad, el secreto y la falta de efectividad del control y la justicia, hacen de la corrupción una actividad rentable”, dijo la directora Ejecutiva de Transparencia por Colombia, Elizabeth Ungar.

En el Índice de Transparencia Municipal, las Alcaldías de Madrid, Pereira y San Juan de Pasto ocupan las tres primeras posiciones. Por su parte, las de San José del Guaviare, Chalán y el Carmen de Bolívar, ocuparon los tres últimos lugares.

Con respecto a los análisis por temas se encontró que no hay coherencia entre las licitaciones realizadas y las publicadas en el portal único de contratación (PUC), mientras los municipios informan que se realizaron 548 licitaciones, sólo aparece publicadas 147, es decir, más del 70%, no se publicaron en el PUC tal y como lo expresa la ley.

Además tampoco se sabe con qué condiciones, con qué criterios exactos, cómo, ni quiénes pueden acceder o han accedido a programas como Familias en Acción, Programas de Adulto Mayor, Subsidios de vivienda. Ninguna de las 148 entidades evaluadas publica información en su sitio web, sobre programas sociales que se ofrecen a nivel municipal en los temas de educación, salud, vivienda y adulto mayor.

En cuanto a las Contralorías Departamentales, las mejor evaluadas fueron las de Valle, Antioquia y Caldas, mientras las de Chocó, Vaupés y Vichada se ubicaron en las últimas posiciones.

“Si bien existen esfuerzos y avances en la consolidación de una institucionalidad que busca ser más eficiente, los resultados son apenas aceptables: ninguna de las gobernaciones se ubicó en bajo riesgo de corrupción, mientras la mayor parte del conjunto se ubica en rangos medios, altos y muy altos de corrupción”, agregó Ungar.

Con respecto a este indicador de transparencia departamental, se prendió una señal de alerta con respecto a las contrataciones, al evidenciar pocas licitaciones, escasa o ninguna publicidad antes y después del proceso, muchas veces con un solo proponente y la mayoría de las veces sin interventorías. Sólo el 40% de las gobernaciones utilizan la figura de interventoría, para verificar el cumplimiento de los contratos, en por lo menos el 75% de los contratos que lo requieren. En general, 30% de la contratación de las gobernaciones que se adjudicó en el año 2008, fue sin un concurso o llamado público.

En materia de contralorías municipales, la evaluación ubicó a Bello, Manizales e Itagüí en los tres primeros lugares y a Buenaventura, Dosquebradas y Cúcuta como las más rezagadas. Vale la pena anotar, que en esta materia se midieron 27 contralorías, en las cuales no se incluyen Bogotá, Cali y Medellín, dado que el ITM no se aplica a estas ciudades.

De acuerdo con los análisis realizados por la entidad, el riesgo de corrupción no está relacionado con los bajos recursos, debido a que varias ciudades cuentan con generosos presupuestos y reportaron altos porcentajes de hogares con necesidades básicas insatisfechas y, en esta evaluación obtienen pobres calificaciones, que señalan altos riesgos de corrupción.

“Es decir, la ineficiencia y los riesgos de corrupción ponen en jaque al desarrollo y, son la cara de la misma moneda. De igual forma, expone que la transparencia está en riesgo por la alta discrecionalidad en la toma de decisiones por parte de las autoridades locales, así como por el incumplimiento de las normas en asuntos neurálgicos como la apertura informativa, los fallas en la gestión de la contratación pública, la deficiente gestión de los recursos humanos y la precariedad de los controles, incluyendo el social”, precisó la Directora.

Los índices están compuestos por tres factores: la visibilidad, la institucionalidad y el factor de pesos y contrapesos. Las calificaciones obtenidas en esos factores, dan el promedio final que ubican al Departamento, Municipio o Contraloría en los cuatro rangos determinados.

Los resultados de esta medición se darán a conocer a nivel nacional este jueves a todas las gobernaciones del país y en las 59 contralorías territoriales, así como las evaluaciones de 148 municipios, dentro de los que se destacan 28 capitales departamentales.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?