| 8/31/2015 7:50:00 AM

Cúcuta arrastra el lastre de Venezuela

La ciudad no tuvo bonanza como el resto del país después de 2009, su cúspide fue antes de la crisis global que sumió a Venezuela en una trayectoria de muy bajo crecimiento. Aumenta la inestabilidad en la frontera.

La economía de la ciudad fronteriza tradicionalmente ha sido un reflejo del panorama y el desarrollo de Venezuela. Durante el 2007 y el 2009 se evidenció un auge comercial con el país vecino por lo que la ciudad gozó de una bonanza económica que impulsó sus indicadores macroeconómicos.

Sin embargo, con el tras pie en las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela y una nueva realidad en la economía de Venezuela, a partir de 2009 la actividad cucuteña perdió su impulso. La ciudad ahora navega con el viento en contra. Desde hace 6 años el comercio con Venezuela se resintió y su efecto permanece latente en la actualidad.
 
Las ventas al exterior de Norte de Santander en el primer semestre del 2009 crecían a una tasa de 5,5%, ascendían a US $502,7 millones y representaban el 6,6% del total de las exportaciones del país. Sin embargo, durante el primer semestre del 2015 las ventas al exterior retrocedieron un 3,9% alcanzando apenas US $122.4 millones o un 24% del monto registrado hace 6 años y hoy tan solo representan el 1,1% del total nacional.

Debido a la escasez de divisas y las barreras comerciales, Venezuela pasó de ser el principal destino de las exportaciones de Cucutá en 2009 pero en la actualidad se ubica por detrás de países lejanos a la frontera como EEUU y China.

Las importaciones totales de Norte de Santander pasaron de US $102,7 millones en el primer semestre del 2009 a US $46,8 millones en el mismo periodo de este año lo cual representó una caída de 119% en estos seis años.

En su momento la bonanza comercial también contribuyó a reducir las cifras de desempleo a niveles inferiores a los de Colombia. Sin embargo, desde el deterioro económico de Venezuela, Cúcuta presenta una de las tasas de desempleo más altas del país en 2015 y la informalidad a finales de 2014 se ubicó en 72%.

Tasa de Desempleo – Promedio Anual
 
Fuente: DANE, Cálculos Dinero

En cuanto al índice de precios, en lo corrido del año la variación anual del IPC de Cúcuta ha sido inferior al nacional en todos los meses a excepción del último dato de julio. Sin embargo, es probable que con el cierre de la frontera Cúcuta se presenten dos tendencias encontradas. Por un lado, menor inflación por el mayor deterioro económico, y por el otro, mayor inflación por menos competencia desleal de los productos que se adquirían a través de la frontera y que entraban de contrabando.

IPC- Variación porcentual anual
 
Fuente: DANE, Cálculos Dinero

Una vez finalizada la bonanza comercial, las cifras de industria y comercio pasaron a ser el principal motor de desarrollo de la región. Sin embargo se vienen encendiendo las señales de alarma pues tanto la producción como las ventas y el personal ocupado se encuentran en terreno negativo.

Industria y Comercio- Variación porcentual anual
 
Fuente: DANE, Cálculos Dinero

Aún es pronto para cuantificar el efecto de la nueva crisis en la frontera sobre la economía de Cúcuta. Sin embargo, teniendo en cuenta las cifras históricas es evidente el impacto que sobre el departamento y la ciudad ha tenido la actividad de frontera. Es decir, preocupa que existan mayores complejidades en un panorama macroeconómico y social que ya era débil.

De acuerdo a la Cámara de Comercio de Cúcuta las “inversiones públicas en infraestructura de vías, sumadas al acueducto Metropolitano por 328 mil millones y otras inversiones privadas en el sector energético y de la construcción principalmente”, implican que la ciudad mire con esperanzas al mercado interno y se convierta en una oportunidad de jalonar otros sectores importantes del departamento y la ciudad. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?