| 12/23/2010 7:00:00 AM

Efectos de la niña se sentirán hasta junio de 2011

Ante la leve disminución de las lluvias y unos días de sol, el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, , señaló que no se debe bajar la guardia en los planes de contingencia.

Beatriz Uribe Botero Indicó además que los efectos del fenómeno de La Niña persisten hasta junio del 2011, cuando culmine su fase de maduración y desaparezca.

Por lo anterior, expresó que, de acuerdo a los pronósticos del Ideam, durante el mes de abril se presentarán lluvias con mayor intensidad. Actualmente, en la Región Caribe y el Centro del país ya comenzó a disminuir la humedad.

“Esto nos lleva a pensar que debemos estar más atentos y no confiarnos. Los traslados de las zonas de alto riesgo deben continuar, para que en abril no se repitan las escenas que hemos vivido este mes de diciembre. Los planes de contingencia deben seguir y tenemos que estar pendientes de lo que nos indiquen las autoridades” señaló.

En consonancia con las previsiones del Ideam, respecto a la disminución de lluvias particularmente en las regiones Caribe y Orinoquia, Uribe Botero recordó que se mantienen las alertas por niveles altos en los ríos Sinú, San Jorge, en la cuenca baja del río Magdalena, incluido el Canal del Dique y en la cuenca del río Cauca, desde Cali hasta su desembocadura.

Según el pronóstico las ciudades costeras del Región Caribe empiezan a disfrutar de mas días soleados, pero continúa la amenaza por deslizamientos de tierra en sectores de ladera en los departamentos de: Cauca, Antioquia, Caldas, Norte de Santander, Santander, Nariño y Chocó.

De acuerdo con el más reciente reporte del Ideam persiste la amenaza alta por deslizamientos de tierra en:

Norte de Santander: jurisdicción de los municipios de Gramalote, Cúcuta, San Calixto, Ocaña, Villacaro, Tibú, Lourdes, Santiago, Teorama, Hacarí, El Zulia, Sardinata, Bucarasica, Abrego, Convención y San Cayetano.

Santander: el Playón, Rionegro, Bucaramanga, El Carmen, Chima, El Guacamayo, Santa Helena de Opón, Contratación, San Vicente, Gambita, Chitaraque, Guapota, Guadalupe, Palmas del Socorro, San Gil, Charala, Confines, Piedecuesta, Girón y Oiba.

Caldas: Samaná, Manzanares, Victoria, Neira, Marquetalia, Marmato, Herveo, Argelia, Pensilvania, Marulanda, Manizales, Salamina, Aranzázu, Aguadas, Chinchiná y Villamaría.

Antioquia: Medellín, Dabeiba, Mutatá, Abejorral, Andes, Abriaquí, Fredonia, Jericó, Amaga, Caldas, Santa Barbará, San Francisco, Carmen de Viboral, Sonson, Venecia, Cañasgordas, Liborina, Hispania, Támesis y Jardín.

Quindío: Salento y Pijao.

Nariño: la Unión, Ancuya, Andes, Leyva, Policarpa, San Pedro de Cartago, San Bernardo, San Lorenzo, Pasto, Tangua, Taminango, El tablón, Linares, Anchilla, Albán, Mallama y Santa Cruz, Consacá, La Florida, Sandoná, Arboledas.

Cauca: Popayán, Rosas, La Sierra, Paispamba, Piendamó, Almaguer y TimbíoEn cuanto a al nivele de los ríos para el territorio nacional, sigue en alerta la parte baja del río Magdalena. Si bien se evidencia descenso de niveles en algunos lugares, en varios puntos se superan las cotas de desbordamiento y las inundaciones lentas afectan varias poblaciones ribereñas del sector, comprendido entre Gamarra (Cesar) y la desembocadura en el mar Caribe.

Continúan en alerta: las Cuencas media y baja del río Cauca, el río San Jorge y el Atrato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?