| 3/11/2015 10:05:00 AM

Boom del cine llegó a Cartagena

Con inversiones que superan los $9.500 millones, este miércoles comienza la edición 55 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias.

Hace unos años era inimaginable tener en Colombia a figuras de la industria cinematográfica internacional como Darren Aronofsky, Kim Ki Duk, Pablo Trapero, Raymond Depardon, entre otros. Esta semana estas figuras se reúnen en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias para compartir su conocimiento y experiencia en cine.

“La tarea más compleja es traer a las estrellas de cine internacionales, que no cobran una tarifa, sino que convencemos de venir a Colombia por la experiencia que les ofrece el país y Cartagena”, señala Lina Paola Rodríguez, directora ejecutiva del Festival.

El Ficci es un esfuerzo colectivo de aliados públicos y privados, en el que están involucrados grandes grupos económicos del país, gobernaciones, Procolombia, entre otros actores.

Para la edición 55 se presentarán 170 películas gratis en salas de Cine Colombia en el centro histórico, Bocagrande, Pie de la popa y La castellana, que beneficiarán a un total de 120.000 espectadores.

“La gratuidad se ha convertido en una herramienta poderosa para conectar nuestro evento con grandes masas. Un esfuerzo artístico y económico de esta envergadura debe ser para provecho de todos los colombianos y ciudadanos del mundo”, destaca Rodríguez.

Aunque no existen herramientas certeras sobre lo que representa en materia económica un evento como estos para la ciudad, se sabe que el 77% del presupuesto que maneja directamente el Festival a través los aliados se queda en la cuidad y que los empleos generados durante el festival entre directos e indirectos suman 376.

El comportamiento de la ocupación hotelera en Cartagena durante el mes de marzo es del 61,4% según las cifras de la muestra mensual del DANE. De las 10.366 camas que tiene la ciudad, el FICCI durante su realización ocupa en promedio 4.300 de ellas para hospedar artistas y equipo logístico.

Entre la inversión que hace el Festival para atender a sus invitados y las que generan sus patrocinadores y aliados en función de la producción del evento, la ciudad recibe alrededor de $4.700 millones de consumo en alojamiento. En esta gestión, el Festival y sus aliados, invierten más de $750 millones en tiquetes aéreos nacionales e internacionales.

Actualmente se está trabajando en un proyecto con la Gobernación de Bolívar para medir el impacto económico en términos sociales y de turismo para la región con la realización del Festival.

“La apuesta del FICCI es contribuir a los índices de crecimiento del sector turístico y a la tendencia en alta de visitas de extranjeros a la ciudad. En ese sentido, el festival cada año incrementa el porcentaje de invitados internacionales en su cuota artística, al tiempo que, involucra cada vez más embajadas, institutos de cine y productoras internacionales a realizar networking en el evento”, agrega Rodríguez.

Con el auge que está teniendo la industria cinematográfica en Latinoamérica y la evolución en la calidad de las producciones se puede ver en países como Argentina, Brasil y México, el reto que tiene Colombia es vender al país como escenario para el rodaje internacionales de películas y poder impactar más la industria. “Hay que ponerle atención a esta industria que le puede representar al país millones de dólares”, concluye Rodríguez.

El FICCI es el evento cinematográfico más antiguo de América y recientemente fue declarado Patrimonio Cultural de Colombia, por la Ley 1601 de 2012. Desde su creación en 1960 más de más 3.500 películas de Iberoamérica han pasado por el FICCI.

El evento abre un espacio para la interacción entre directores, productores, actores y demás agentes de la industria del cine, así como la audiencia y medios de comunicación que se relacionan en un espacio profesional, académico, artístico y cultural.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?