| 1/8/2011 9:00:00 AM

Disminuyó recolección de alimentos

En el transcurso de la primera semana del año 2011 se registró un incremento en los precios de las frutas frescas, los tubérculos, las carnes y los procesados. Lo anterior, fue el resultado del descenso en la recolección de productos durante las festividades de fin de año.

En el caso de las verduras, se contó con una cantidad menor de mano de obra para la realización de las labores agrícolas, pues los trabajadores cesan sus actividades en esta época del año, lo que afectó el abastecimiento de cebolla, ahuyama y remolacha. A pesar de lo anterior, los precios de este grupo mostraron una reducción.

Se evidenció una menor oferta de tomate de árbol, mango Tommy, maracuyá y mora de Castilla, lo que ocasionó un ascenso en los precios de las frutas. En el caso del tomate de árbol, disminuyó el ingreso desde Santander y Antioquia.

En cuanto a los tubérculos, se presentó un incremento en las cotizaciones en la mayoría de variedades de papas negras debido a la menor producción en Antioquia y Cundinamarca; de igual modo, subieron los precios de la yuca y el plátano hartón verde.

Mejora ingreso de arveja

Durante la presente semana, se observó una reducción en los precios mayoristas de la arveja verde en vaina en 24 de los 37 mercados donde se ofreció. Esta situación, obedeció a la mayor disponibilidad desde Samacá, Jenesano y ciénaga (Boyacá), donde hay buena producción.

De la misma forma, se observaron caídas en las cotizaciones de los tomates chonto, Ríogrande, larga vida y riñón, la habichuela, la cebolla cabezona roja ocañera, la calabaza, el repollo blanco, la espinaca, la lechuga batavia, la berenjena, la coliflor, el fríjol verde en vaina y el pimentón. En el caso del tomate Ríogrande, la disminución en el precio en seis de los diez mercados donde se transó, fue por causa de una mayor disponibilidad de producto en las zonas de cultivo de Girón, Lebrija y Los Santos (Santander), la cual complementó a la oferta de tomate procedente de Ocaña (Norte de Santander).

De la misma forma, bajaron las cotizaciones del fríjol verde en vaina, pues se observó una mayor oferta proveniente de San Andrés y Guaca (Santander); esta situación se dio en nueve de los 19 mercados donde se comercializó la leguminosa. En el caso de la habichuela, la reducción en los precios en 22 de los 27 mercados donde se negoció esta leguminosa, se explicó por el incremento en las recolecciones en los municipios de Piedecuesta, Lebrija y Girón (Santander) y al mayor ingreso de producto desde Pereira (Risaralda). Finalmente, la cotización presentó una reducción a lo largo de la semana ante las mayores recolecciones en Confines (Norte de Santander) y Santander.

Por otro lado, se registró un incremento en los precios de las cebollas junca y cabezona blanca, la ahuyama, el ajo importado, la remolacha, la acelga, el ají topito dulce, la zanahoria, el apio, el brócoli, el chócolo mazorca y los pepinos cohombro y de rellenar.

En el caso de la cebolla cabezona blanca, la disminución en la oferta desde el altiplano cundiboyacense incidió en el incremento de los precios en veinte los 26 mercados donde se ofreció. Para la acelga, el alza en las cotizaciones obedeció a la menor oferta de producto de primera calidad procedente de Ciénega, Samacá y Duitama (Boyacá), al igual que de la Sabana de Bogotá, en donde los cultivos se afectaron por el exceso de humedad de meses anteriores.

Asimismo, ingresó menos cebolla junca desde Aquitania (Boyacá), donde no hay cosecha, por lo que los precios subieron en veinte los 26 mercados donde se negoció. De la misma forma, disminuyó la producción de ahuyama pues solo llegó producto de Lebrija (Santander), que no fue suficiente para cubrir los requerimientos de la demanda. Igualmente, el precio de la remolacha se incrementó a lo largo de la semana pues son pocos los cultivos en cosecha en Funza (Cundinamarca). Finalizó la producción de ají topito dulce en Matita (La Guajira) lo que propició el alza en las cotizaciones. Por último, subieron los precios del ajo importado ante el ingreso de producto de China a un mayor valor.

Tomate de árbol más caro

El tomate de árbol presentó alzas en las cotizaciones en treinta de los 39 mercados donde se vendió el producto, ya que no ingresó desde Cáchira y Silos (Norte de Santander) y sólo se contó con la producción de Santa Rosa de Osos (Antioquia), la cual no fue suficiente para cubrir los requerimientos del mercado.

También, se registró un incremento en los precios de las mandarinas común y arrayana, el maracuyá, la guayaba manzana, la piña perolera, las papayas maradol, melona, hawaiana y redonda, las manzanas roja, verde y royal gala importadas, el melón, la mora de Castilla, el lulo, los aguacates injerto y común, la naranja Valencia, el mango Tommy, el limón Tahití y la granadilla. Para el caso del mango Tommy, los precios subieron en 21 de los 27 mercados donde se comercializó este producto ya que se contó con menor disponibilidad desde Cundinamarca.

De igual modo, aumentaron los precios del melón en cuatro de los nueve mercados en los que se vendió; lo anterior obedeció a que fue escasa la producción en Capitanejo (Santander). Continúa siendo bajo el ingreso de maracuyá ante los problemas en la vía entre Rionegro y El Playón (Santander) lo que propició el alza en las cotizaciones a lo largo de la semana; adicionalmente, se presentó un descenso en la producción en Montería y Tierralta (Córdoba).

En cuanto a la mora de Castilla, se redujo la producción en Antioquia, lo que ocasionó el incremento en los precios en 23 de los 36 mercados donde se negoció. Así mismo, subieron las cotizaciones del lulo en veinte de los 29 mercados donde se ofreció ya que se redujo el abastecimiento desde Garzón, Gigante y Algeciras (Huila). La poca producción de papaya maradol en Meta y Casanare, generó la reducción de los precios mayoristas a lo largo de la semana en once de los 22 mercados donde se ofreció esta variedad.

En cambio, esta semana, cayeron los precios de la uchuva con cáscara, la piña gold, la fresa, el níspero, la patilla, la guanábana, la guayaba Atlántico, el coco, la curuba larga y los bananos Urabá, criollo y bocadillo. En el caso de la guayaba Atlántico, se observó una mayor oferta desde Ciénaga (Magdalena), Ponedera y Santo Tomás (Atlántico), lo que generó una reducción en las cotizaciones en los dos mercados donde se ofreció. Asimismo, cayeron las cotizaciones mayoristas de los bananos ante la mayor producción en Apartadó, Turbo y Chigorodó (Antioquia). En el caso del banano Urabá, esta situación se presentó en ocho de los quince mercados donde se negoció esta variedad. Finalmente, bajaron las cotizaciones de la patilla en diez de los 22 mercados donde se negoció ya hay mayor producción en la Costa Atlántica y Meta.

Tubérculos, raíces y plátanos

Durante la presente semana, subieron las cotizaciones de la arracacha amarilla en doce de los 16 mercados donde se vendió, debido a que disminuyó la producción en Cajamarca (Tolima). En Ibagué y Bogotá, el kilo se vendió a $1.600 y a 2.433, un 20% en promedio más que la semana anterior.

De igual modo, subieron las cotizaciones de las papas San Félix, nevada y tocarreña, los plátanos comino y hartones verde y maduro, las yucas ICA, criolla, y chirosa y los ñames espino y criollo. En el caso del plátano hartón verde, se registró un incremento de los precios en 24 de los 35 mercados donde se vendió, debido a que disminuyó su abastecimiento desde Córdoba, Meta, Arauca y Antioquia. En Tunja y Bogotá, por ejemplo, el kilo se comercializó a $1.371 y a $1.230, respectivamente, lo que representó un alza del 6%, en promedio. La menor oferta de yuca criolla en Canalete y Montería (Córdoba) provocó un aumento en las cotizaciones de ésta en 18 de los 24 mercados donde se negoció.

En Cúcuta y Barranquilla, por ejemplo, el kilo se vendió a $1.069 y a $698, respectivamente, 9%, en promedio, más que la semana anterior. También, subieron los precios del ñame espino ya que se contrajo la oferta desde Bolívar y Sucre al disminuir la mano de obra encargada de realizar las labores de recolección del producto, por las fiestas de fin de año. En Barranquilla, por ejemplo, las cotizaciones se incrementaron en más de 22%, vendiéndose el kilo a $1.182. Igualmente, aumentó el precio de la papa nevada por una disminución en la producción en Santuario, El Carmen de Viboral, San Vicente y Sonsón (Antioquia), lo que se evidenció en ocho de los doce mercados donde se transó. En Medellín y Pereira, el kilo se vendió a $1.136 y a $1.250, respectivamente, 4%, en promedio, más. Así mismo, se observó un ascenso en las cotizaciones de la papa San Félix, comportamiento que se presentó en dos de los tres mercados donde se vendió esta variedad, debido a la menor comercialización de esta en las centrales de abastecimiento. En Manizales, el kilo se cotizó a $1.097, 14% más que la semana anterior.

En cambio, esta semana, se registró una reducción en las cotizaciones de las papas puracé, sabanera, R-12, suprema, única, capira, parda pastusa, ICA – Huila y criolla limpia. Se evidenció una disminución del precio de la papa criolla limpia en catorce de los 27 mercados donde se ofreció; según comentarios de los comerciantes, lo anterior se presentó porque los agricultores decidieron adelantar las labores de recolección del producto para evitar pérdidas por posibles heladas. En Medellín y Bogotá, el kilo se vendió a $1.117 y a $1.026, respectivamente, 8%, en promedio, menos que la semana anterior. En cuanto a la papa parda pastusa, el descenso de la cotización obedeció a que mejoró la oferta desde Cerrito (Santander) y Chitagá (Norte de Santander). En Tunja y Villavicencio, los precios bajaron en un 8%, en promedio, y el kilo se vendió a $568 y a $698, respectivamente.

Aumentan precios de los huevos

Durante esta semana, subieron las cotizaciones de los tipos de huevo rojo extra y AA y blanco A y AA, ya que disminuyó el ingreso desde las granjas avícolas de Santander, pues las vías y la producción fueron afectadas por el invierno. En el caso del huevo rojo AA, por ejemplo, el precio subió en cinco de los 13 mercados donde se negoció y en Tuluá (Valle del Cauca) la unidad se transó a $193.

De igual forma, se incrementó el precio del pollo entero congelado con vísceras y de los cortes pierna pernil con rabadilla, muslos sin rabadilla y alas sin costillar. En Ibagué, el kilo de alas se negoció a $4.200, lo que representó un aumento del 11% frente a la última semana.

Sube la harina de trigo

En el transcurso de la semana se reportó un incremento en los precios de la harina de trigo en nueve de los 22 mercados donde se negoció, según comentarios de los comerciantes, estos incrementos son propios de la temporada inicial del año pues las empresas ajustan los precios. En Tunja, por ejemplo, el alza superó el 5% y el kilo se transó a $1.400.

Así mismo, subió la cotización de los quesos costeño, Caquetá, campesino y cuajada, porque en Córdoba el invierno afectó la calidad de los pastos y, con esto, la producción de leche. En el caso del queso costeño, el incremento se registró en diez de los 16 mercados donde se vendió. En Montería, el aumento fue del 6% y el kilo se vendió a $9.500.

Se incrementó el precio los fríjoles nima calima, Zaragoza, uribe rosado y radical. En el caso de éste último el alza se registró en cinco de los ocho mercados donde se comercializó y fue resultado de la menor producción presentada en Santander. En Bogotá, el kilo se negoció a $2.960, 13% más que la semana anterior.

Por otra parte, se registró una disminución en las cotizaciones de bocachico criollo fresco en seis de los once mercados donde se ofreció gracias a la mayor disponibilidad de este producto en los mercados. En Sincelejo, el kilo se negoció a $8.000, lo que representó una caída del 18%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?