El propósito es que la capital colombiana logre posicionarse en el nicho empresarial, mientras avanza en la apertura de una oferta turística más integral.

| 2/13/2016 12:01:00 AM

Bogotá, ¿un destino obligado para los turistas?

A pesar de que Bogotá es el principal destino turístico de Colombia y el octavo de América Latina, aún no ha logrado consolidarse como un destino de ocio ya que la mayoría de los visitantes vienen por temas de negocios.

La escena en época de festividades en la capital colombiana se repite. Las calles están vacías y el comercio ‘apagado’ pues una gran porción de los habitantes decide viajar a otras zonas del país y los turistas extranjeros casi ni se asoman. ¿Por qué ocurre este fenómeno?

Pues bien, la ciudad se ha posicionado en el mapa internacional como un destino para los eventos y negocios, de hecho el número de turistas - entre internacionales y locales - que llegó con ese propósito alcanzó los 473.711 el año pasado.

Sin embargo, se han descuidado las otras ofertas que podrían impulsar al turismo en los próximos años, un sector que genera ingresos anuales de $4,4 billones y representa el 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB) de la ciudad.

El propósito es que la capital colombiana logre posicionarse en el nicho empresarial, mientras avanza en la apertura de una oferta turística más integral, que abarque los planes culturales, gastronómicos y hasta los ecológicos.

Lea también: La nueva cara del Jardín Botánico de Bogotá

“Cuando el turista de negocios viene a la ciudad se queda sorprendido, pues se encuentra con cosas que no esperaba ver porque somos una ciudad diversa”.

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero la nueva directora del Instituto Distrital de Turismo (IDT), Adriana Gutiérrez, quien asumió la tarea de convertir a la ciudad en un destino atractivo para los viajeros que quieren divertirse y descansar.

“Nuestro gran reto es lograr que el viajero se quede, porque entre semana la ocupación hotelera es de un 63% y los fines de semana se cae a un 44%”, precisó Gutiérrez.

Y agregó que esta situación se agudiza en épocas de festividades, ya que los “hoteles están cerrando al final del año y no vuelven a abrir sino hasta enero” porque la afluencia de turistas se reduce considerablemente. 

Directora del Instituto Distrital de Turismo (IDT), Adriana Gutiérrez. Crédito: Dinero.

La directiva sostuvo que para superar ese desafío será necesario tener una “navidad distinta”, en la que prime el espacio público y los alumbrados que, “sin lugar a dudas, atraerán turistas”.

“Lógicamente tendremos que ser muy cuidadosos con respecto al uso de energía (…)  cada vez somos más conscientes de esa responsabilidad”, precisó la directiva, quien es abogada de profesión y además tiene un Postgrado en la Universidad de Harvard.

¿Cómo convertir a Bogotá en un destino obligado?

Desde el Festival Iberoamericano de Teatro hasta la Feria Internacional del Libro, Rock al Parque y las innumerables exposiciones en los museos locales, son solo algunas de las cartas de presentación de la ciudad que vio nacer a Rafael Pombo y José Asunción Silva.

Con más de 465 sitios de interés, una capacidad hotelera de 23.000 habitaciones y más de 700 vuelos directos, Bogotá tiene con qué convertirse en un destino turístico obligado para los viajeros, sin embargo, primero tendrá que resolver una serie de desafíos para cumplir ese propósito.

El tema de los recursos del IDT es uno de los grandes interrogantes para los próximos años, dado que es “muy chiquito para una ciudad con tanto potencial como esta”, manifestó la encargada de esa entidad con preocupación.

Y es que en los primeros seis meses del año, y hasta que se ejecute el nuevo Plan de Desarrollo, ese despacho tendrá que operar con los $4.000 millones que quedaron del ejercicio anterior.

Otro de los desafíos, según lo explicó la bogotana Adriana Gutiérrez, es recuperar los puntos emblemáticos del centro la ciudad, dado que varios de ellos están en alto grado de deterioro por el vandalismo.

La idea es revitalizar estos sitios de interés pero también mejorar la información turística con el apoyo de las herramientas tecnológicas para que los viajeros “caminen Bogotá”. 

Para ello también será trascendental reforzar la seguridad, un tema “crítico” que junto a la movilidad limita la competitividad de un sector que está llamado a convertirse en uno de los más estratégicos para un país en paz. 

No sobra recordar que en el 2015 el turismo, un sector compuesto por 3.600 empresas, generó alrededor de 30.000 empleos directos y 80.000 indirectos, producto de la actividad que generaron los 8,7 millones de viajeros que llegaron.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×