| 2/16/2014 5:00:00 AM

Piden creación de Oficina de la Bicicleta

En carta enviada a la administración distrital y luego del Día sin Carro, varios sectores pidieron la creación de dicha oficina para beneficiar a los biciusuarios.

Esta iniciativa busca que los ciudadanos cuenten con un ente visible, dedicado exclusivamente a los temas relacionados con la movilización en bicicleta, que permita seguir con las obras propuestas por el actual Gobierno Distrital.

De esta manera, se busca garantizar la continuidad de proyectos relacionados con este medio de transporte. De ser así, en 2015 Bogotá podrá tener más de 520 kilómetros de ciclorrutas.
La concejala de la capital del país, María Fernanda Rojas, hace parte de un colectivo de mujeres que promueve su uso.

“Pedimos la creación de esta oficina para que haya una entidad claramente diferenciada en el Distrito, que responda por todas la metas que hay en la ciudad, no solo en la construcción de infraestructura sino también en la promoción y el cambio cultural que nos lleve a una mayor utilización de la bicicleta en la capital”, puntualizó.

La Oficina de la Bicicleta ha sido institucionalizada, a nivel mundial, en diferentes ciudades, que a la fecha presentan avances significativos en el número de usuarios que encuentran en esta el medio de transporte ideal para desplazarse al trabajo o a la universidad.

Por ejemplo, en Amsterdam cerca del 40% de viajes urbanos se realiza en bicicleta, en Copenhague 36% y en Portland 8%.

En Latinoamérica, Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Ciudad de México, Quito y Lima son urbes que hoy cuentan con una oficina de la bicicleta.

Ahora falta Bogotá, en donde el porcentaje de biciusuarios pasó del 13 al 19% durante el último año, de acuerdo con la última encuesta de percepción ciudadana del proyecto ‘Bogotá, cómo vamos’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?