| 9/14/2016 12:01:00 AM

El “viacrucis” de centenares de estudiantes con las casas de cobranzas del Icetex

Tras el anuncio de la jornada de normalización de la cartera de Icetex, varios estudiantes se han comunicado con este medio para relatar la experiencia que han tenido con este crédito educativo. Según ellos se ha convertido en un verdadero “viacrucis”.

Una de las quejas más recurrentes de los usuarios del Icetex es el método de cobranza que, según esa entidad, afrontó un revolcón en abril pasado cuando dejó de tercerizarse para mejorar la atención de por lo menos 59.000 deudores del sistema. 

Las compañías especializadas en el cobro de la cartera, de acuerdo con el grupo ‘Icetex te arruina’, incluso han llamado a los empleadores de los deudores para cumplir con su tarea por medio de "la exposición pública", con lo cual han “afectado el nombre de las personas”.

Daniel Torres, uno de los voceros del grupo de estudiantes inconformes, denunció que a pesar de que ahora se percibe un mayor control, los llamados ‘chepitos’ siguen realizando llamadas “amenazantes” en las que dicen que los salarios serán embargados.

Lea también: Estudiantes "arruinados" por Icetex denuncian censura de esa entidad

“Los chepitos comenzaron a realizar amenazas por medio de llamadas en cualquier hora del día y a enviar correos electrónicos que decían que los deudores no podían salir del país o que los iban a embargar de por vida”, relató.

El usuario Cesar Gordillo, por ejemplo, relató a este medio que el crédito de Mediano Plazo que obtuvo del Icetex en el 2001 para cursar su carrera de Ingeniería Electrónica en la Universidad Javeriana de Bogotá, se convirtió en una verdadera pesadilla.

Gordillo contó que el monto total del crédito fue de $24 millones, la mitad de los cuales los pagó durante su período de estudio. Y el porcentaje restante, según le informaron del Icetex, tendría que pagarlo una vez terminados sus estudios y un período de gracia de un año.

“Lo que no me dijeron cuando me dieron el crédito, fue que durante el año correspondiente al periodo de gracia, los intereses corrientes serían recapitalizados, cobrando intereses sobre intereses y aumentando el monto de la deuda considerablemente”, lamentó.

A pesar de ello, Gordillo aseguró que se esforzó por pagar las cuotas del periodo de amortización, con el fin de reducir su deuda. En dicho período los cobros fueron realizados por agencias como León Asociados, Covinoc y Activa, contó. 

A estas les tuvo que “pagar intereses moratorios y desproporcionados conceptos por honorarios de cobranza” a pesar de haberle “sometido a diversos vejámenes, hostigamientos y persecuciones”.

El usuario denuncia que la firma ‘Activa Abogados’ además le envió correos amenazándolo con no dejarle salir del país “si no les pagaba lo que según ellos, les debía”.

Lea también: ¿Por qué a los jóvenes sin experiencia se les dificulta tanto encontrar trabajo?

Según su versión, esta misma firma se infiltró en la base de datos de su EPS y adulteró la información correspondiente a la dirección de su correo electrónico, sustituyéndola por la de una de sus agentes de cobranza

“Acto seguido solicitaron un ‘reset’ de mi contraseña, que fue enviada al email de ellos, y de esta manera ingresaron al portal de Salud Total, suplantando mi identidad con el fin de obtener mis datos demográficos y confidenciales que allí puedo consultar”, agregó.

Pantallazo suministrado por el usuario

Posteriormente, relató que una vez averiguaron los datos de la compañía con la que trabajaba, enviaron varios correos a algunos compañeros de su trabajo solicitando pagar para evitar complicaciones legales y un embargo salarial.

Finalmente, manifestó que su cartera fue retirada de las agencias de cobranza y fue reasignada al Icetex. “De allí recibí varios correos de cobro, y es curioso que después de recibir varios donde amenazaban con embargar mi sueldo, me enviaron otro disculpándose por dicha comunicación y pidiendo hacer caso omiso al mismo”, añadió.

Pantallazo suministrado por el usuario

Sin embargo, "eso no les impidió enviar una carta a mi empleador la semana pasada, solicitando retener mensualmente un porcentaje de mi sueldo, hasta cubrir la totalidad del dinero que según ellos les adeudo ($16,5 millones)", describió, pero no recibió un detalle de lo que incluye ese monto.

“En total he pagado un aproximado de $33 millones. Según el estado de cuenta consultado en el portal web del Icetex, aún adeudo $11 millones por concepto de capital e intereses corrientes, y otros $4,5 millones por concepto de intereses de mora”, específica.

Es importante resaltar que el monto retenido incluiría presuntamente el concepto de intereses de mora, lo cual no sería conforme con en el Decreto 3155 de 1968, que regula este tipo de retenciones.

Varios de los estudiantes que se manifiestan en las redes sociales denuncian un cobro excesivo de intereses, como en el siguiente ejemplo: 

Icetex responde a los estudiantes

En una entrevista  concedida a Dinero el director del Icetex, Andrés Vásquez, manifestó que hasta el 5 de abril de este año operaron las dos casas de cobranzas que se comunicaban con los deudores de más de 90 días, pues estas se “acabaron”.

“Nosotros tenemos un contrato de cobranza administrativa, cartera de 1 a 90 días, que también se acaba el 31 de diciembre y asume directamente la operación el Icetex”, aclaró el directivo.

Andrés Vásquez reconoció que las viejas casas de cobranza cometieron ciertas irregularidades en el trato con los clientes. Por ello, se comprometió desde ahora a que el cobro se realice en "horas normales" y buenos términos, pues la idea es que “la comunicación sea muy amigable”.

“Evidentemente se va a acudir a todos los instrumentos de contacto con el cliente para lograr esos acuerdos. Con este proceso más que generar un sistema de recuperación masiva de cartera, lo que buscamos es generar solidaridad, apuntó el directivo.

El encargado del Icetex manifestó que la nueva cultura de cobranza se fundamentará en el valor de la solidaridad, ya que si un estudiante paga su deuda otro también podrá ingresar a la educación superior.

“Si yo no pago voy a perjudicar a otro colombiano que puede ser su sobrino, el hermano o el hijo. Nada sacamos con un esquema de cobranza basado en llamarlos constantemente si la gente no se concientiza que este debería estar dentro de las prioridades de pago”, insistió.

Con respecto al caso de las personas que han denunciado que las casas de cobranza les notificaron un supuesto embargo, Vásquez respondió que el Icetex no ha ejecutado ningún proceso ni le ha quitado la casa a ningún colombiano. Lo máximo a lo que ha llegado el Icetex, de acuerdo al directivo, es la retención salarial cuando se han agotado todas las instancias y se verifica que la persona esté trabajando.

Adicionalmente, señaló que no hay más de 300 personas a las cuales se le haya realizado esta retención monetaria por "no acudir a los llamados". “Yo tengo una obligación y es que toda la plata que se le preste a los colombianos, debo asegurarme de que llegue otra vez (al sistema) para convertirla en nuevos créditos”, explicó.

Finalmente, Andrés Vásquez lamentó que en los procesos de cobranza se tenga que llegar a la retención “si están los instrumentos” o las alternativas para realizar el pago. “Entendemos que las personas pasan por ciclos económicos, lo que no se entiende es que a las obligaciones de naturaleza estatal se les deje como última prioridad”, concluyó.

Lea también: Icetex anuncia jornada de normalización de su cartera en medio de críticas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?