| 7/22/2014 6:00:00 AM

Cundinamarca con vías preparadas para una futura ‘Niña’

El Fenómeno pasado obligó a las entidades nacionales tomar medidas para remediar los dramáticos daños que produjo en la infraestructura del país. En Cundinamarca dos vías principales fueron reparadas con una inversión superior a los $35 mil millones y aseguran están preparadas para no sufrir daños tan dramáticos en un futuro.

Orlando Santiago, ingeniero del Sectorial de transporte del Fondo de Adaptación, explicó que las obras que fueron ejecutadas en las dos vías del departamento de Cundinamarca que se vieron afectadas por la gran cantidad de lluvias de la temporada 2010-2011 que azotaron el país.

Por un lado, estuvo la reparación a la vía Chía-Bogotá, más conocida como la vía Teletón. Esta vía que resultó completamente inundada y afectó la movilidad del sector, tuvo un proyecto de recuperación que comprendió la realización y ejecución de los diseños de las obras necesarias para elevar la rasante de la variante de Teletón dos metros en promedio.

“Contratamos los diseños de esta vía y el resultado fue mejorar la rasante, es decir, elevar la vía casi 2 metros para que una futura inundación no llegara a tapar la vía y mejoramos la hidráulica de la misma para que si se desborda el río, el agua pase por debajo y no afecte la movilidad”, explicó Santiago.

Con el concesionario Devinorte (la empresa encargada de esta vía), el Fondo de Adaptación firmó un contrato adicional de obra por cerca de $9.500 millones con lo que se ejecutaron las obras en los 2 kilómetros de la vía y que fueron entregadas en su totalidad el pasado junio.

Por otro lado, la segunda obra fue en la vía Bogotá-Villeta, vía que resultó gravemente afectada que es concesionada por la empresa Sabana de Occidente. En esta zona, se presentaron múltiples derrumbes y caídas de la carretera donde debieron adelantar diseños y la contratación de obras con el concesionario.

Actualmente se están ejecutando obras en 8 sitios específicos de la vía con un contrato de obras que asciende a $56 mil millones y que llevan un avance físico del 45%. Esperan que las obras sean finalizadas hacia mediados del 2015.

El ingeniero aseguró que estas obras fueron diseñadas pensando en que serán capaces de soportar un futuro Fenómeno de la Niña sin que vuelvan a resultar damnificadas las vías.

“La etapa de diseños fue muy juiciosa y tuvo un gran nivel de detalle basada en las afectaciones del Fenómeno de la Niña para que algo así no se vuelva a presentar. El riesgo se redujo al mínimo tolerable”, explicó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?