| 4/20/2014 7:00:00 AM

Extinción de dominio por desfalco a la Dian

Las investigaciones por el desfalco a la Dian arrojan sus primeros resultados, tres de los involucrados serán sometidos a extinción de dominio.

Bienes avaluados en tres mil millones de pesos de tres personas vinculadas a las investigaciones por desfalcos a la DIAN fueron objeto de extinción de dominio por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Las propiedades, dos casas, un local y un automóvil, se encuentran ubicados en las ciudades de Barranquilla (Atlántico), Valledupar (Cesar), Riohacha (La Guajira) y Maicao (La Guajira), y fueron intervenidos por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía.

Los propietarios, Héctor Quiroz, Yaneth Estella Charris Ruiz y el exconcejal del municipio de Juan de Acosta (Atlántico) Anaís Enrique Miranda Daza se encuentran detenidos desde el año pasado en la ciudad de Barranquilla bajo la sindicación de los delitos de concierto para delinquir, lavado de activos, enriquecimiento ilícito, estafa agravada y fraude procesal, junto con siete personas más.

Estos bienes pasaron a ser administrados por la Dirección Nacional de Estupefacientes. Las investigaciones surgieron luego de que las autoridades descubrieran movimientos inusuales de devoluciones de IVA a empresas fantasma. No había una correspondencia adecuada con indicadores económicos que señalaran la generación de recursos justificadores del reintegro del impuesto a las ventas.

Al parecer, el concejal habría sido el determinador para obtener recursos ilícitos de la Dian al crear seis empresas fachadas, entre las cuales se encuentran Agropecuaria Intercontinental S.A y Megatrader, cuyos representantes legales son miembros de su familia e hicieron solicitudes a la DIAN por concepto de devolución del IVA que superan los 19 mil millones de pesos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?