| 11/5/2008 12:00:00 AM

Desaceleración no es sorpresa

Después de 5 años de crecimiento acelerado en la construcción del Valle, se esperaba una moderación, dice presidente Junta Directiva Regional Camacol Valle.

No hay sorpresa. Después de cinco años de crecimiento acelerado, que alcanzó en ocasiones el 50%, en la construcción del Valle del Cauca, llegó la moderación que se esperaba. “Coincide con la crisis del mundo y es propio de los ciclos de la economía y de los ajustes que esperábamos”, dijo el presidente Junta Directiva Regional de Camacol Valle, Alberto Moreno Uribe.

¿Se han reducido las licencia de construcción en el Valle del Cauca igual que en el resto del país?
El Valle del Cauca ha tenido un mejor comportamiento que el resto del país. La contracción consolidada es de un 6%, dato que está por debajo de lo que va decreciendo en promedio el país (7%), alcanzando a septiembre de 2008 un metraje de 2’390.100 m2, después de estar a septiembre de 2007 en 2’533.077 m2.

Una cosa es lo que está pasando en Cali y otra es lo que está pasando en el Valle. Las licencias en Cali han disminuido en un 22% en agosto, que es parecido a lo que esta pasando en el país. Por de otro lado, el resto de municipios del Valle como Buenaventura, Palmira, Tulúa, Cartago, Buga, han crecido en un 45,6% alcanzando un metraje de 896.398 m2, en ese mismo periodo, principalmente en vivienda de interés social. En una ciudad como Jamundí, donde también hay estratos 4, 5 y 6, la vivienda de interés social ha migrado a lugares vecinos por la falta de suelo y altos costos de la tierra en Cali.

Las obras de vivienda iniciadas y en proceso están creciendo a nivel nacional. Según cifras nacionales de Camacol, las licencias de construcción son un dato importante pero tiene un desfase de un año, ya que las licencias se dan después de pasar el punto de equilibrio de la obra.

Es claro que se han venido moderando mucho las licencias, de aquí en adelante depende de lo que pase con la crisis mundial. El país aprendió la lección de crisis pasadas, ya que la gente y las compañías manejan mucho mejor la deuda, lo que hace que el país esté más preparado gracias al control de crédito.

¿Qué inversiones importantes se están realizando actualmente?
Se están haciendo inversiones muy importantes y se seguirán realizando a pesar de la crisis. De las inversiones en construcción que se realizaron el último año en el Valle 52,7% fue vivienda, 29,03% adiciones y reformas, 9,41% comercial y 8,88% otros.

En las ciudades están haciendo inversiones muy importantes como el sistema de transporte MIO, que tiene una inversión de $1,2 billones, entre éste año y el próximo. Se acaban de decretar para la ciudad 21 proyectos de valorización, por un monto de $800,000 millones para el próximo año. Además hay proyectos de vivienda con apoyo de la nación, como Potrero Grande, un proyecto de más de 5.000 viviendas.

También está Ciudad Navarro, uno de los macroproyectos más grandes de vivienda pública e interés social. Se planea para este proyecto la utilización de 2,400 hectáreas. La primera fase son 30.000 viviendas donde se quiere llegar a las 100.000 viviendas con obras de equipamiento y de más.

Muchos proyectos de gran impacto en equipamiento e infraestructura se tendrán que seguir haciendo para contrarrestar la desaceleración de la crisis y que se mantengan los caminos que hay que acometer para que la ciudad mantenga los ritmos de la inversión. Hay necesidad de la vivienda, se están pidiendo recursos debido a que hay un déficit habitacional de 87.000 viviendas en Cali, donde se necesitarán subsidios y apoyo del gobierno.

¿En que invertir en el sector?
El mensaje para la familias es que la mejor inversión es la vivienda y el general la propiedad raíz. La vivienda mantiene la materialidad de la inversión, no es volátil como otras, puede tener ciclos pero mantiene su valor en el mediano y en el largo plazo.

Lo que más se mueve es la vivienda pero hay inversiones de comercio que también son buenas en Cali, los centros comerciales es un mercado que se mueve mucho. Otra clara alternativa de inversión a futuro son las Biocasas.

La Regional Valle de Camacol, quiere crear conciencia entre el sector de la construcción, (dueños, constructores y proveedores) sobre la importancia del medio ambiente, el respeto por la ecología y el territorio donde se desarrollo el proyecto.

Pretende dar los criterios de sostenibilidad, eficiencia energética, optimización en el consumo de agua, materiales sanos, para que no se vea afectada la salud de las personas que van habitar en los inmuebles y que no generen riesgo. Se quiere así mejorar la calidad de vida.

Este tipo de proyectos están surgiendo gracias al movimiento mundial que está cogiendo mucha fuerza, en donde las propiedades que tengan este tipo de tecnologías van a tener una mayor valorización en el futuro.

Razón al tema del calentamiento global, tenemos en la cuenta que tenemos que cuidar y estamos a tiempo de hacerlo.

¿En que va el proyecto de Biocasas?
Por ahora están en construcción 335 viviendas, una inversión de $3.000 millones. Este es el proyecto pionero en la Zona. El proyecto no ha tomado la velocidad esperada, ya que temas como el de la energía renovable y la energía eólica todavía está en pañales en Colombia y se necesita legislación.

Es importante avanzar en este tipo de proyectos, con lo que lograremos una ciudad más amable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?