| 7/22/2008 12:00:00 AM

Desacelera el transporte de carga

Disminuyeron el volumen de carga y la facturación. La piratería se ha reducido. Gremio respaldó los fletes mínimos y pidió eliminar el impuesto a los combustibles.

El primer semestre de 2008 representó para este sector un descenso, pues disminuyó de 1,71% entre enero-junio de 2008, al ser comparado con el mismo período de 2007, lo que significó pasar de 62,63 millones de toneladas a 61,56 millones.

Igualmente la facturación disminuyó enero - junio de 2008, debido a que pasó de $3,76 billones, una variación de –5,52% frente a la facturación de igual período de 2007, que fue de $3,98 billones. Según Colfecar, esto se debió al deterioro de los fletes y a la reducción en el tonelaje movilizado, que de acuerdo a los empresarios, se debe a la informalidad en la prestación del servicio y a la introducción de formas de intermediación de vehículos mediante la figura del “renting”.

Al comparar los resultados de la primera mitad de 2008 con los obtenidos en la segunda mitad de 2007 (julio-diciembre) se observa que en materia de movilización se presentó un decrecimiento de 10,29%, debido a que se pasó de 68,62 millones de toneladas del período julio-diciembre de 2007 a 61,56 millones de toneladas del período enero-junio de 2008.

Respecto a la facturación, al comparar la segunda mitad de 2007 con la primera de 2008 se obtuvo una disminución de 14,01%, al pasar de $4,37 billones de julio-diciembre de 2007 a $3,76 billones de enero-junio de 2008. Esto se debe básicamente según la entidad gremial al fenómeno de estacionalidad, que se alimenta por los mayores volúmenes de carga manejados en la segunda mitad del año.

Según Colfecar, es claro que para la primera mitad de 2008 se sigue evidenciando un deterioro en los fletes, además los empresarios señalan problemas de liquidez por los pagos de sus clientes, afectando así su operación. Sin embargo, las expectativas se centran en mejores condiciones para la segunda parte del año tanto en movilización como en términos de facturación.

En cuanto a los costos operativos, los primeros seis meses de 2008 significaron un incremento de 5,42%, situación que para el gremio resulta preocupante por los efectos que genera el alza de los costos de operación sobre su rentabilidad. La mayor incidencia sobre el crecimiento de los costos de operación está dada por el comportamiento del precio del ACPM y el IPT (Índice de Precios al Transportador). El cual se ha visto afectado por el crecimiento acumulado de 8,62% a junio de 2008 del precio del ACPM y que consecuentemente ha derivado en una participación de 32,05% del rubro de “combustibles” sobre la estructura de costos.

Según Colfecar, por otro lado, si se compara el comportamiento de los costos operativos (IPT – Índice de Precios al Transportador) con el IPP (Índice de Precios al Productor), se observa un porcentaje mayor de 5,42% del IPT frente al 5,26% del IPP para el período enero-junio. Cabe destacar que además del rubro de combustibles, existen otros rubros que afectaron el comportamiento de los costos, como el renglón de mantenimiento y reparación que presentó un incremento de 1,92% y dentro de la estructura tuvo un peso de 12,41% o el renglón de salarios, prestaciones y comisiones que se incrementó en 6,41% y tuvo una participación de 10,69%.

Ante toda esta problemática, Colfecar propuso tomar medidas para mitigar de alguna manera los efectos sobre el precio del ACPM y consecuentemente sobre los costos de operación. Por un lado se propuso disminuir el IVA a 10% que se calcula sobre el Ingreso al Productor (actualmente de 16%). Dicha disminución equivale a una baja de $205,90 en el precio del galón, lo que a su vez reduciría la participación del IVA actual, del 9,6% en el precio de referencia a 6,4%, lo que significa disminuir su peso impositivo al 19,8%, cuando actualmente es del 22,5%.

 

Se consideró también congelar el incremento periódico de la base en el gravamen del IVA, ya que éste evoluciona a medida que se incrementa el ingreso al productor mes a mes. En su lugar el cálculo debería efectuarse de manera similar al impuesto global a los combustibles anualmente, según la meta de inflación definida por el Banco de la República. Ésta propuesta se traduce en disminución del $92,85 en el precio del galón al finalizar el año, de acuerdo a las proyecciones realizadas por Colfecar.

Otra sugerencia es eliminar el impuesto global a los combustibles, el cual representa $467,37 por galón, toda vez que existe un paralelismo entre el mismo y las sobretasa a los combustibles para el caso del ACPM, ésta última del 6%. Así mismo, indica el documento que la actual sobretasa equivalente al 6% del galón viene siendo calculada sobre el precio de referencia antes de la formación de precio de venta al público y hoy representa $301,48 del valor del galón.

 

La solicitud se dirigió a calcular dicha sobretasa, sobre el ingreso al productor, lo cual implicaría una disminución de $79,21, equivalente al 1,20% del precio final del producto. Igualmente se consideró conveniente congelar la sobretasa en lo que resta del año y hacia el futuro, incrementarla una sola vez al año con base en la meta de inflación definida por el Banco de la República, lo que implicaría a su vez una reducción de $17,76 de acuerdo a las proyecciones realizadas por Colfecar. El efecto de ésta decisión reduciría entonces el precio del galón en $96.88, equivalente a 1.48% del precio del producto.

Además se propuso congelar el precio, como sucedió el año anterior apelando al Fondo de Estabilización para los Combustibles, el cual dispone de recursos cercanos a los US$170 millones.

Seguridad
En materia de seguridad se observan notables mejoras, según Colfecar, de acuerdo a las estadísticas disponibles de la Policía Nacional y consolidadas por el Ministerio de Defensa Nacional, la reducción de casos de piratería en el período enero-junio de 2008 frente a igual período de 2007 se ubicó 14,94%, al pasar de 328 casos del primer semestre de 2007 a 279 casos del primer semestre de 2008.

Las cifras disponibles señalan que los departamentos que presentaron las mayores variaciones, comparando el período enero-junio de 2008 con igual período de 2007, fueron Santander que presentó una reducción de 27 casos que significa un 84% menos (pasar de 32 a 5 casos), Tolima que tuvo una reducción de 13 casos que se traduce en una baja de 59% (pasar de 22 a 9 casos), Atlántico con una disminución de 10 casos que representó una baja de 32% (pasar de 31 a 21 casos) y Cauca con una reducción de 9 casos que significa un decrecimiento de 75% (pasar de 12 a 3 casos).

Regulación de fletes
Los transportadores agremiados en Colfecar respaldaron la iniciativa del Ministerio de Transporte de adoptar la “regulación integral de fletes” para el transporte terrestre de carga. Lo anterior con expectativa de que la regulación tenga cabal cumplimiento por parte de todos los integrantes de la cadena productiva, (generadores de carga, empresas de transporte y propietarios de vehículo).

Para que ello se cumpla, Colfecar plantea entre otras cosas, adoptar el Índice de Precios del Transporte de carga IPTC, eliminar la práctica de venta de planillas y manifiestos de carga, así como la contratación directa de vehículos por parte de usuarios del servicio. Además controlar la utilización irregular de vehículos en renting, eliminar el ejercicio de la actividad transportadora por personas no habilitadas para ello, al igual que las excepciones al uso del manifiesto de carga hoy vigentes para el transporte de carbón, transporte de combustible y materiales de construcción.

 

También congelar la expedición de licencias a nuevas empresas de transporte y eliminar aquellas que no cumplen la normatividad y finalmente utilizar los recursos derivados de las pólizas de chatarrización de vehículos en cuantía de $240 millones, para adquirir y obligar el retiro del mercado de vehículos obsoletos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?