| 7/14/2014 10:30:00 AM

Los 10 departamentos más afectados por los morosos

Los deudores morosos fiscales, aquellos que han cometido una falta contra el erario -su saqueo y la renuncia para devolver el dinero esquilmado- les deben actualmente a la Nación y a los departamentos cerca de $13,5 billones.

Esta cifra es comparable al presupuesto actual de Bogotá y suscita no pocas dudas sobre la capacidad real del Estado para recuperar los recursos que le han sido arrebatados por funcionarios venales. Sin embargo, al mismo tiempo habla bien de la nueva dinámica adquirida por la Contraloría General de la República para fallar los juicios de responsabilidad fiscal.

Más del 90% de la deuda afecta al Estado central y el resto se distribuye entre los municipios. Curiosamente, muy pocas de las obligaciones en mora tienen que ver con uno de los mayores vicios que se advierten en la escena de la moralidad pública: el desvío de regalías. ¿Esto podría significar que quienes se lucran de ellas calculan por anticipado las sanciones que recibirán y reservan la plata para pagarla?

De hecho, la mayoría de las deudas son viejas y fueron causadas por funcionarios de entidades ya desaparecidas o en vía de liquidación como los Ferrocarriles Nacionales y la Caja Agraria.

Con base en cifras de la Contraloría Delegada de Investigaciones, Juicios Fiscales y Jurisdicción coactiva, Dinero preparó el ranquin de los diez departamentos más afectados por los morosos y las cuantías de lo adeudado por estos hasta el 1º. de julio:

1. Santander: $17.874 millones
2. Bolívar: $16.294 millones
3. Sucre: $ 6.507 millones
4. Córdoba: $ 6.108 millones
5. Cauca: $ 5.607 millones
6. Boyacá: $ 4.453 millones
7. Atlántico: $ 4.235 millones
8. Casanare: $ 4.184 millones
9. Chocó: $ 4.090 millones
10. Nariño: $ 3.156 millones
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?