| 3/14/2010 5:30:00 PM

Denuncias de compra de votos e intimidación en elecciones

Con algunas denuncias de compra de votos e intimidación por parte de grupos armados ilegales, Colombia cerró el domingo las urnas de sus comicios legislativos en busca de renovar un congreso aquejado por denuncias de corrupción y lazos con el paramilitarismo.

Miembros del grupo no gubernamental Misión de Observación Electoral (MOE) aseguraron que se han presentado irregularidades como la compra de votos y la presión armada a electores en varios municipios el país, que no cuantificó.

La directora de la MOE, Alejandra Barrios, aseguró en rueda de prensa que constataron que en San Onofre, a unos 584 kilómetros al noreste de Bogotá, electores reclamaban dinero, unos US$100.000 (US$50) tras votar por aspirantes de partidos como los de Apertura Liberal.

Apertura Liberal es una pequeña organización que tiene entre sus principales figuras a Cristian Murcia, hermano de David Murcia, acusado aquí de crear un multimillonario esquema de fraude a través de la recaudación ilegal de dineros y pago de altísimos intereses.

David Murcia fue extraditado en enero a Estados Unidos por cargos de lavado de activos, pero sobre su hermano Cristian, candidato a una curul en el Senado, no pesan investigaciones judiciales.

Respecto de la presión armada, Jorge Rojas, miembro de la junta directiva de la MOE, dijo que tienen informes de que en al menos siete municipios del oeste del país, hubo presión por parte de bandas armadas ilegales,

Agregó que supuestas bandas de narcotraficantes, como "Los Rastrojos" y "Los Paisas", reunieron a los pobladores de caseríos y les indicaron votar a favor de Cambio Radical y el Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U). Niguno de los dos partidos se ha pronunciado sobre las denuncias.

El panorama de cómo quedará conformado el nuevo congreso, actualmente dominado por grupos aliados al presidente Alvaro Uribe, sólo se conocería después de las 19.00 (0000GMT).

Casi 30 millones de colombianos estaban habilitados para votar en la jornada, desde las 08.00 (1300 GMT) a las 16.00 (2100 GMT), para elegir a 166 representantes y 102 senadores, que asumirán sus cargos el próximo 20 de julio para un mandato de cuatro años.


Tras pactar con el gobierno una desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), nuevas bandas integradas parte de sus ex integrantes han buscado influir en la elección, de acuerdo con denuncias de grupos no gubernamentales.

Según la no gubernamental Corporación Nuevo Arco Iris, que ha analizado vínculos del mundo político con el paramilitarismo, al menos 80 aspirantes, de más de 2.400 a todas las curules, tendrían lazos con ex congresistas investigados o condenados en el pasado por relaciones con paramilitares.

El Partido de Integración Nacional, nacido en noviembre pasado de los residuos de movimientos pequeños y cuyos políticos terminaron en prisión por esos lazos con el paramilitarismo, aseguran que la ley colombiana sólo impide la postulación de alguien que ya sido condenado y que el vínculo familiar no representa un impedimento ni debe generar sospechas.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?