| 11/8/2010 1:00:00 PM

Denuncian $463.000 millones de créditos, sin garantías

El senador Jorge Robledo probará este martes, que los cambios en las políticas de entrega de subsidios agrícolas por parte del Ministerio, permitió el desembolso de créditos sin las garantías correspondientes.

En víspera al debate que se llevará a cabo este martes en la Comisión Quinta del Senado, el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, dijo que demostrará que el Gobierno anterior, a través de Finagro, aprobó $463.000 millones, sin las garantías suficientes.

La prueba está, señaló Robledo, en que se modificó una norma en donde la cobertura de los créditos por parte del Fondo Agropecuario de Garantías (FAG), aumentó del 50% al 100%. En el debate al que está citado el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo se harán observaciones sobre los cambios en esas normas. El Senador de la oposición calificó el hecho como “lo más grave” de toda esta situación que rodea el aparente manejo irregular de los subsidios agrícolas.

Del monto total que fue entregado, sin las garantías correspondientes, $50.000 millones están siniestrados.

Por otro lado, entre los análisis realizados por el equipo del congresista, también se detectó que el 40% de los beneficiarios de créditos son floricultores y aportantes a la campaña de Andrés Felipe Arias, quien se lanzó como precandidato a la Presidencia de la República, después de dejar el Ministerio de Agricultura. Robledo señaló que de los beneficiados con estos recursos, por lo menos, $270.000 millones fueron entregados a los floricultores.

A la sesión de este martes en la comisión quinta fue citada la ministra de Medio Ambiente, Beatriz Uribe que antes de asumir este cargo fue Gerente de la campaña de Arias.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?