| 10/20/2014 4:15:00 PM

Gobierno prioriza mano de obra local en zonas petroleras

Según establece el Decreto 2089, de ahora en adelante, la totalidad de la mano de obra no calificada que sea contratada para laborar en zonas petroleras debe ser del municipio y con prioridad en el área en que se encuentre el proyecto de exploración y producción de hidrocarburos.

El gobierno nacional dijo que estas áreas serán determinadas por el Ministerio del Trabajo, con base en la información que para el efecto aportarán la Unidad Administrativa Especial del Servicio Público de Empleo, la Agencia Nacional de Hidrocarburos y Ecopetrol.

“Sólo cuando no exista el talento humano suficiente y con los perfiles requeridos, se posibilitará la contratación de personal de municipios aledaños y en su defecto del resto del país” informó la Unidad Servicio Público de Empleo.

En el Decreto 2089, firmado por el Presidente de la República y los ministros del Trabajo y Minas y Energía, se adoptan medidas especiales para garantizar la vinculación de mano de obra local a proyectos de exploración y producción de hidrocarburos, y se determina que la implementación del Servicio Público de Empleo en esas regiones se hará progresivamente.

El ministro del Trabajo (e), Juan Carlos Cortés González, dijo que las medidas se adoptan “con el propósito de estimular la mano de obra local y de promover las mejores prácticas para la contratación de personal, en desarrollo del proceso de implementación progresiva del SPE y considerando las particularidades del sector de exploración y producción petrolera, uno de los sectores que más estimula el desarrollo económico del país”.

Explicó que la reglamentación tiene como objetivo ofrecer más y mejores oportunidades de empleo a las personas residentes en las zonas petroleras y promover aún más el desarrollo económico de las regiones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?