| 1/7/2010 3:30:00 PM

Declararán estado de Emergencia Ambiental

El presidente firmará en las próximas horas el decreto para declarar estado de Desastre Ambiental en el país. La medida servirá para controlar los incendios que afectan 77 municipios en 11 departamentos. El Ministerio de Ambiente advierte sobre eventuales problemas con la oferta de agua.

En pocas horas el presidente de la República declarará el estado de Emergencia Ambiental en once departamentos afectados por incendios forestales.

 

La Comisión Asesora para la Prevención y Atención de Incendios Forestales reveló que hasta el momento son 77 los municipios que han sido afectados en 11 departamentos del país que son Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Casanare, Meta, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Nariño y Valle del Cauca.

Hasta ahora según el último reporte del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres entregado por la Viceministra del Interior, Viviana Manrique, hay 2.216 hectáreas afectadas, No se han presentado personas heridas ni fallecidas.

La situación de emergencia tiene una justificación en los pronósticos del Ideam sobre la próxima temporada invernal, que llegaría en marzo y abril. La entidad estima que en estos meses haya una disminución en el volumen de lluvias entre un 60% y 70% en comparación con el año anterior, lo que representa un alto riesgo para que persistan las conflagraciones.

 

El director del Ideam, Ricardo Lozano, explicó que la incidencia del Fenómeno de El Niño en todo el territorio se prologará los meses de enero, febrero y parte de marzo y se manifestará en altas temperaturas que superarán en muchos lugares los 38 grados centígrados.

 

Por su parte, la viceministra de Ambiente, Claudia Mora, aclaró que la declaratoria de emergencia se puede ampliar posteriormente a otros municipios que hasta ahora no tienen incendios, pero que están en alto riesgo de sufrirlos.

La funcionaria hizo también un llamado a que se use racionalmente el agua. “Necesitamos que la gente entienda que estamos en situación de emergencia”, señaló. No descartó que se pueda presentar un conflicto en la demanda de agua para consumo humano y la que se requiere para apagar los incendios.

Medidas inmediatas
Las medidas que fueron adoptadas hasta el momento son el cierre durante el fin de semana de los parques nacionales de Macuira, Sierra Nevada de Santa Marta, Chingaza, Pisba, Hermozas, Farallones, Puracé y Tuparro. Como medida preventiva se restringió la entrada a los parques Tayrona y de los Nevados.

Adicionalmente se prohibió el uso de la pólvora, ya sea en manos de expertos como de la población. Se prohibieron los tradicionales ‘paseos de olla’, las fogatas, los asados familiares y el uso de globos navideños. También se les hizo un llamado a los acaldes y gobernadores para que tengan en cuenta estas medidas y las cumplan. Por su parte los operadores de rellenos sanitarios a cielo abierto deben estar en permanente monitoreo del nivel de gases que producen los desechos.

El ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, recordó que quienes provoquen incendios podrán ser castigados con penas hasta de 15 años de cárcel, según las sanciones establecidas por el Código Penal. De igual modo, destacó que puede haber sanciones disciplinarias para los alcaldes y gobernadores que no destinen recursos para la atención de los desastres naturales.

De acuerdo con Mayra Bernal, jefe de Prensa del ministerio del Interior, "la declaratoria de desastre permitirá que Colombia use el acompañamiento internacional para que le presten o le vendan equipos y elementos para sofocar incendios que acá no se tienen. De igual manera le permitirá a los municipios la contratación directa, además de tomar otras medidas preventivas".

La situación en cifras

El ministerio del Interior y de Justicia ya entregó a través del Fondo Nacional de Calamidades $2.000 millones para sofocar los incendios forestales que se registran en 45 municipios de los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Meta, Norte de Santander, Valle del Cauca, Tolima y Risaralda. Así mismo, dispuso $350 millones para apoyo logístico de los cuerpos de bomberos y los Comités Locales de Prevención y Atención de Desastres, además de $50 millones para la compra de químico retardante que adquirirá la dirección de Gestión del Riesgo de ese ministerio.

El monto de los recursos que se requieren para controlar lo incendios y superar la crisis ambiental no se han estimado aún en el Ministerio de Ambiente. Sin embargo, la viceministra Claudia Mora hace una cuenta que permite valorar la necesidad. El costo de cada hora de vuelo de un helicóptero Black Hawk que transporta 600 galones de agua, los aparatos que se usan ahora para atender la emergencia es de $10 millones.

La funcionaria aseguró que el gobierno ya envió comunicaciones a gobiernos amigos para que le ayuden con el préstamo o la donación de equipos terrestres y aviones, pero no reveló sus nombres. “Tenemos un acuerdo para mantenerlos en reserva hasta que ellos sepan si nos pueden ayudar o no”, añadió.

Pero además del costo en los equipos, el problema ecológico es enorme. “El daño ambiental no tiene cuantificación”, dijo la viceministra. Afirmó que hasta el momento hay 752 hectáreas de páramos afectadas por los incendios. Los páramos no solo son verdaderas fábricas de agua para las ciudades del país, sino que su recuperación se tarda años. Basta con señalar que los frailejones de páramo crecen un par de centímetros por año.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?