| 8/10/2009 12:00:00 AM

Cumbre de Unasur no rechazaría bases de EE.UU. en Colombia

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) no prevé rechazar el posible uso de bases militares en Colombia por parte de efectivos estadounidenses, según la declaración preliminar preparada por los cancilleres y que deberán ratificar los mandatarios.

En la cita de cancilleres el domingo, los miembros de Unasur no hallaron consenso respecto a una propuesta del gobierno boliviano que señalaba "preocupación y rechazo a la instalación de bases militares extranjeras en Sudamérica".

Lo que sí acordaron al filo de la media noche del domingo fue convocar a una reunión extraordinaria de cancilleres y ministros de Defensa este mes, en una fecha y lugar todavía por definir.

La ceremonia no duraría más de dos horas debido a que el mismo lunes, el mandatario Rafael Correa debe asumir su nuevo mandato de cuatro años ante la Asamblea Nacional e invitados internacionales.

La propuesta no incluye la aspiración que habían expresado países como Bolivia, Venezuela y Ecuador, lo más fuertes críticos de la utilización de bases colombianas por parte de Estados Unidos, un acuerdo que esos dos países están negociando.

Venezuela, Ecuador y Bolivia coinciden en reparos al considerar que la operación estadounidense desde las bases en Colombia representaría una "amenaza" para la región.

No se descarta que algunos mandatarios, como el venezolano Hugo Chávez, se pronuncien sobre el tema, como anunció el domingo, cuando anticipó que es necesario que "levantemos nuestra voz" ante el tema colombiano. Ante esa "amenaza ... no podemos quedarnos con los brazos cruzados", señaló.

Por su parte, el gobierno brasileño anunció antes de llegar a Quito que el mandatario Luiz Inacio Lula da Silva no tenía previsto realizar ningún pronunciamiento "concreto" sobre Colombia.

El canciller chileno Mariano Fernández recalcó durante la presentación de la declaración preliminar que "Unasur opera por consensos", lo que evidenció la división que existiría al interior del bloque entre los países que respaldan un rechazo explícito y los que son partidarios de analiza el tema en otro foro de la misma Unasur.

La Unasur, organismo creado en abril del 2007, está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

El mandatario colombiano Alvaro Uribe no asistió a la cita y su representante es la vicecanciller Clemencia Forero.

Ante la ausencia de Uribe debido a que Ecuador y Colombia mantienen rotas sus relaciones desde marzo del año pasado, el mandatario colombiano emprendió la semana pasada una gira por Sudamérica, que no incluyó a Ecuador y Venezuela, países con los que Bogotá mantiene tensas relaciones.

Uribe obtuvo variadas respuestas de sus colegas sudamericanos.

Según los informes desde cada país, Brasil le pidió garantías de que las operaciones que los estadounidenses lancen se circunscriban al territorio colombiano, como Uribe ha ofrecido. Bolivia y Uruguay expresaron su oposición al tema, mientras Chile y Perú manifestaron el respeto a las "decisiones soberanas" de Colombia. Argentina no realizó un pronunciamiento claro.

El organismo todavía tiene pendiente la ratificación del tratado constitutivo de nueve de sus 12 miembros. Solo Venezuela, Ecuador y Bolivia lo han hecho. Otra dificultad que enfrenta es la postergada designación del secretario general del organismo.

En la declaración preliminar de Quito también se prevé crear cuatro nuevos consejos: de lucha contra el narcotráfico, desarrollo, infraestructura y educación, que se suman a los ya existentes de defensa, energía y salud.

Otro punto será la reiteración de una condena unánime al golpe de estado en Honduras y la exigencia del regreso al poder del depuesto mandatario Manuel Zelaya.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?