| 6/16/2010 7:00:00 AM

Cuánto valen las constructoras colombianas

Las empresas de construcción inmobiliaria en Colombia son muy pequeñas comparadas con las de América Latina. La más grande es Urbe Capital. Valdría US$319 millones. Le siguen Constructora Colpatria, US$124 millones, Constructora Bolívar, US$111 millones y Marval US$36 millones.

¿Cómo se verían las empresas de construcción inmobiliaria colombianas si cotizaran sus acciones en bolsa como lo hacen las más grandes del continente? Si la empresa Urbe Capital estuviera registrada, probablemente sería la más valiosa en el país. Los cálculos de Compass Group para el foro de Camacol muestran que el valor de la empresa, medido por su capitalización bursátil, rondaría los US$319 millones.

Esto la ubicaría en un primer puesto lejano, bien por encima de Constructora Colpatria, la segunda, que valdría US$124 millones, de Constructora Bolívar, la tercera, de US$111 millones y casi en otra liga frente a Marval, de US$36 millones y a Urbanizadora Marín Valencia de US$35 millones.

Esta cuenta la hizo Compass Group tomando los indicadores y los valores a los que se transan las empresas de construcción latinoamericanas inscritas en bolsa. Así, por ejemplo, tomó firmas como las gigantes brasileras Cyrela - la más grande de la región -, que tiene una capitalización bursátil de US$4.573 millones; PG Realty, con US$3.431 millones y MRV Engenharia de US$3.113 millones.

Compass evaluó los índices de 27 firmas registradas en bolsa, que se encuentran todas ellas en Brasil, Chile y México y con sus datos, estableció el promedio para indicadores como la razón Precio de la acción a Valor en libros, EV sobre Ebitda y la relación Precio a Ganancias.

Con esos múltiplos promedio estableció el valor de las empresas colombianas. Naturalmente la valoración por múltiplos es solo una aproximación al valor y así lo advierte Compass. “Se requiere análisis mucho más profundo para estimar un valor real de la empresa”, dice. Además señala que los resultados de la valoración por esta vía “son muy sensibles al último dato conocido (dic./2009) y a las metodologías de contabilidad usadas por cada empresa”.

Con todo, la estimación no deja de ser interesante. Una primera conclusión de ella es que las constructoras colombianas son muy pequeñas. Urbe Capital estaría en el puesto 23 de las empresas de América Latina Evaluadas por Compass.

La segunda conclusión es que hay un campo enorme para joint ventures o para fusiones entre las compañías de este sector. No solo las más grandes, sino sobre todo entre las que no aparecen en esta clasificación. El día que Cyrela se interese por el mercado colombiano, la multitud de constructoras nacionales tendrían que empezar a temblar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?