| 10/10/2013 5:40:00 AM

El salario de la indignación

Fuera del salario que tienen por derecho, los congresistas también tienen beneficios de los que no gozan todos los colombianos como primas de salud, localización, vivienda y Navidad; además de tiquetes, plan de celular, vehículos, entre otros.

La prima especial de servicios que entregó el Gobierno a los congresistas mediante un decreto, luego de que el Consejo de Estado eliminara la prima de salud y localización, ha causado indignación entre los colombianos.

Y no es para menos, pues ese fallo del Consejo de Estado representaba un recorte en sus ingresos de cerca de $7 millones a cada uno de los congresistas, sin embargo la salvación para estos funcionarios corrió por cuenta del Gobierno que decidió entregarles la llamada prima especial de servicios, que por cada funcionario son aproximadamente $7.898.445.

Pero ese no es el único beneficio que reciben los 268 congresistas, que integran la rama legislativa colombiana. A esto se le suman primas de localización, vivienda y salud; además de la prima de Navidad, entre otros.

Con los descuentos legales, reciben un sueldo total de $19.037.000. Además tanto representantes a la Cámara como senadores tienen derecho a una prima de Navidad correspondiente a un salario. Así mismo tienen disponibles 4 tiquetes ida y regreso a destino nacionales. (Ver cuadro).

Están vinculados a un plan corporativo de celular con cerca de 800 minutos disponibles. De igual forma, se movilizan en un vehículo blindado que hace parte de su esquema de seguridad, por ser un trabajo de alto riesgo, pero los gastos de gasolina corren por cuenta del bolsillo de los legisladores.

Estos beneficios han sido fuertemente cuestionados por los colombianos, incluso por algunos congresistas que decidieron renunciar a la prima especial de servicios.

Los senadores Juan Lozano y Camilo Romero, y los representantes Iván Cepeda y Ángela María Robledo, prefieren donar el dinero que le otorga el decreto emitido por el Gobierno Nacional a diferentes fundaciones.

En conclusión, justo o no, esos son los ingresos que reciben hoy los congresistas quienes al año asisten a 144 plenarias, una por día, 3 por semana, 12 por mes; a los mismos que tuvieron que “apretar el cinturón” con castigos para los que incumplan con sus deberes como cualquier colombiano.

Dato

Los congresistas tienen derecho a conformar una Unidad de Trabajo Legislativo (UTL), en la que trabajan entre 5 y 10 trabajadores asesores y asistentes. El costo de esta oficina es de hasta 50 salarios mínimos legales vigentes.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?