| 2/18/2016 4:36:00 AM

IPSs demandarán al Estado por deuda de $15 billones

Por crisis de la salud en el país, la deuda del Gobierno supera los $15 billones, las Ipss adelantarán acciones jurídicas y políticas contra el Estado

El país está pasando por uno de sus más fuertes aprietos en la salud. Las irregularidades, fallas estructurales y recientes liquidaciones, han obligado a que las IPSs enfrenten acciones jurídicas en contra del Estado. A la fecha, la deuda solo a hospitales públicos supera los $6 billones. Durante el marco de un encuentro de más de 360 IPSs provenientes de diferentes regiones se han declarado en estado de emergencia.

Dentro de los objetivos del encuentro estaba evaluar el escenario y tomar medidas contundentes y efectivas que generen el pronunciamiento del Gobierno Nacional para que se le devuelva la viabilidad al sistema. Olga Lucía Zuluaga, Presidenta Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Hospitales Públicos (Acesi), aseguró que dicho encuentro fue el espacio para definir estrategias para que el Sistema de Salud Colombiano realmente pueda sobrevivir en el futuro  y garantizar el derecho a la salud de los colombianos.

Los más importantes requerimientos por parte de las 360 Ipss, es lograr establecer un plan concreto e inmediato para resolver integralmente las fallas estructurales en el servicio de salud, evitando el fracaso en muchas de las entidades. Además, exigen que el Gobierno se pronuncie y se solidarice en la billonaria deuda por la prestación de servicios de salud.

José Luis Mayorca Castilla, Presidente de la Organización Centro Nacional de Oncología, afirmó que necesitan estrategias que beneficien a todos los implicados, especialmente a los usuarios. Durante el primer encuentro Nacional de Prestadores del Servicio, participaron más de 130 representantes de más de 360 IPSs de todo el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?