| 4/19/2010 7:00:00 AM

Crecimiento moderado y baja inflación

En promedio, el consenso de los analistas estima un crecimiento de la economía colombiana para 2010 de 2,75% y no ve mayores presiones inflacionarias (3,42%). La tasa de cambio rondaría los $1.950 a fin de año.

Tras la publicación del dato de crecimiento de la economía colombiana para el cuarto trimestre de 2009 (2,5%) y para el año completo (0,4%), los analistas consultados por Dinero ajustaron levemente al alza sus pronósticos de crecimiento del PIB para 2010.

Entre quienes pronostican el crecimiento más bajo del rango (2,0%) se encuentra Credit Suisse, que basa sus estimativos en que la recuperación de la economía colombiana se ha dado de forma gradual. "Mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento del PIB en 2%. El PIB prácticamente no creció en 2009 porque la caída en el consumo y la inversión privada fue compensada por el incremento en la inversión pública y las exportaciones netas", señala Carola Sandy, economista para América Latina del grupo financiero internacional.

Sandy espera que el consumo crezca 5% en 2010 por las mejores expectativas de los empresarios y el incremento en los flujos de inversión extranjera. No obstante, considera que el consumo se recuperará modestamente a causa del incremento en el desempleo y por la aún débil confianza del consumidor.

Por su parte, según las proyecciones el grupo de investigaciones económicas y estrategias de Bancolombia, se prevé que este año se dé un rebote del producto como reflejo del mayor consumo de los hogares y una continuación de la inversión en obras civiles. "A pesar de la disminución esperada en el consumo público, es previsible que el consumo interno continúe creciendo a tasas positivas", señalan los analistas de este banco.

"El crecimiento del PIB colombiano se rezagará en 2010 frente al de algunas contrapartes de la región, tales como Brasil, Chile y Perú, en la medida en que tanto los estímulos fiscales como los monetarios se desvanecerán, la demanda interna se recuperará solo gradualmente y la demanda externa de productos no tradicionales continuará frágil, dada su dependencia en los mercados de Estados Unidos, Venezuela, Ecuador y la Unión Europea, de los cuales se espera un comportamiento débil", comenta al respecto Stephen Keppel, editor para América Latina de The Economist Intelligence Unit, entidad que pronostica el crecimiento de Colombia en 2,5% para este año.

Por su parte, en opinión de los analistas consultados, la inflación terminará el año en el rango meta del Banco de la República, situándose en promedio en 3,42%. A este respecto, Roberto Steiner, director de Fedesarrollo, comenta: "El enfriamiento de la demanda y los menores precios de los alimentos causaron una reducción histórica de la inflación en 2009, alcanzando 2%. En 2010, el mayor dinamismo de la demanda de los hogares, junto con un incremento de las cotizaciones internacionales de la energía y los alimentos, llevará a los precios a mostrar un mayor dinamismo. De esta forma, estimamos que la inflación para 2010 alcance niveles cercanos a 3,2%".

En este mismo sentido se expresa Ricardo Pérez, analista de riesgo del departamento de investigaciones económicas de Alianza Valores, quien considera que "la inflación local no será afectada y solo comenzará a sentir la presión del aumento de la demanda agregada en la segunda parte de 2010. De hecho, después de abril será difícil que la inflación anualizada continúe su tendencia bajista debido a que estadísticamente la inflación entre abril y diciembre de 2009 fue -0,25%".

Como anota Manuel García, director de análisis económico de Skandia, "las últimas cifras de inflación muestran que las presiones de los primeros meses del año no se dieron". Aunque la inflación, según los analistas, no será un dolor de cabeza este año para las autoridades en otros frentes persisten las debilidades de la economía, como son el caso del déficit fiscal y el desempleo.

"Las finanzas públicas continúan siendo la mayor debilidad de Colombia", considera Carola Sandy, de Credit Suisse. Dicha entidad no descarta que el déficit del gobierno central exceda la meta oficial para 2010, fijada en 4,5%. "La actividad económica permanece débil y los ingresos tributarios pueden ser menores a lo esperado. Los ingresos no tributarios pueden descender igualmente respecto del año anterior, debido al ambicioso programa de inversiones de Ecopetrol que hará que la compañía estatal transfiera menos recursos al Gobierno", señala. Su idea se justifica porque dada la rigidez del gasto fiscal, menores ingresos se traducirían en un mayor déficit.

Las opiniones de Keppel, de The Economist, apuntan en esta misma dirección al decir: "Esperamos que el déficit fiscal se amplíe este año, luego de alcanzar el año pasado el más amplio déficit (como porcentaje del PIB) desde 2005, en la medida en que serán menores los ingresos del Gobierno por concepto de impuestos y petróleo".

Entretanto, María Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, argumenta que "la laxitud de la política monetaria doméstica, la continuidad de los flujos de capital, la baja inflación, las mejores perspectivas de crecimiento y la disciplina fiscal auguran un buen desempeño de los mercados financieros domésticos. La valorización de la bolsa no será exuberante como el año pasado (53%), pero será buena, entre 15% y 20%". Opina además que "el peso se mantendrá fuerte, gracias al caudal de los flujos de capital".

Sobre este último punto hay cierto acuerdo en el consenso de los analistas. El precio del dólar para final de año se estima entre $1.750 (Profesionales de Bolsa) y $2.050 (Banco Santander y Corredores Asociados). El lunar negro, sin embargo, sigue siendo el desempleo, el cual los analistas estiman por encima de 12,5% en promedio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?