| 4/12/2014 7:00:00 AM

Costa Caribe, el destino más comprado

Para la temporada de Semana Santa los colombianos prefieren la Costa Atlántica, mientras el segundo destino es el Eje Cafetero.

Para este 2014, los focos turísticos de la Costa Caribe y el Eje Cafetero siguen siendo los destinos preferidos por muchos colombianos.

En cuanto a Miami y Buenos Aires pesan sobre el resto de destinos internacionales, con un 23%, según Despegar.com, la agencia de viajes online más grande de Latinoamérica.

A nivel nacional, la ciudad protagonista es Cartagena con el 17% de las ventas y el Eje Cafetero se ubica en una segunda posición con un 11%.

El promedio del gasto por cada persona oscila entre dos y tres millones de pesos y el rango de edades entre los 20 y los 50 años.

La compañía destaca que tras la adecuación del micro sitio www.despegar.com/tickets/universal, el nivel de compras en Colombia se ha ubicado entre los tres primeros de Latinoamérica.

Esta sección ha dado como resultado transacciones por más de un millón de dólares en viajes y paquetes a los destinos: Miami y Orlando, en los últimos 40 días, superando en un 40% la expectativa de las ventas.

La adquisición de más de un producto o “paquetes dinámicos” predomina en esta temporada como la compra de tiquetes más alojamiento o la compra de planes de cruceros con destino a Orlando / Disney y con entradas a los parques y hoteles del lugar.

Entre las ofertas más destacadas en el top de los destinos más escogidos por los viajeros se encuentran: vuelos a Cartagena con tarifas cercanas a los 500 cincuenta mil pesos, o a Medellín por aproximadamente 240 mil pesos, teniendo en cuenta factores como la TRM, Tasa Representativa del Mercado.

Respecto a los destinos internacionales, la oferta de vuelos a Miami se mantiene en un millón 555 mil pesos y a Buenos Aires en un millón 843 mil pesos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?