| 2/2/2010 12:30:00 PM

Cosecha cacaotera se reducirá 20% por sequía

El intenso verano que se registra desde finales del año pasado y comienzos del actual ha empezado a generar pérdidas a los productores de cacao que han visto cómo sus nuevas siembras se mueren por falta riego y un adecuado sombrío que las proteja.

El Presidente Ejecutivo de la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), José Omar Pinzón Useche, señaló que de acuerdo con la información recogida en las diferentes zonas productoras del país, se estima que habrá una reducción del 20% en la cosecha del primer semestre en razón a las pérdidas de frutos jóvenes, de la falta de floración y en general por el prolongado estrés al que se ven sometidos los árboles adultos.

Sin embargo, de no repetirse las pocas lluvias que se han observado en los últimos días y aumentarse el verano, en las zonas productoras, las pérdidas podrían ser mayores en términos de secamiento de árboles y disminución de la cosecha.

En general en las zonas cacaoteras como en el resto del país, en lo corrido del mes de enero de 2010 ha continuado el tiempo seco de características extremas, registrándose altas temperaturas en el día y bajas en la noche, cuya diferencia, al igual que la sequía es contraproducente para la formación y maduración de la cosecha.

Los aguaceros caídos son de poca intensidad y aún no disminuyen el déficit hídrico de los cultivos por suministro directo de estas y las dificultades para proporcionar riego artificial dada la disminución de las fuentes (ríos, quebradas y reservorios).

Se teme que si esta situación continúa las perdidas en producción para este primer semestre serán considerables como también la destrucción de cultivos nuevos. En términos generales hoy el reporte de número de árboles muertos equivale a 274 hectáreas y no puede hacerse el de árboles en peligro, dada la carencia de las posibilidades de una evaluación objetiva, ante la gran extensión del territorio cacaotero.

Los bruscos cambios de temperatura que, en algunas regiones productoras, llegó a temperaturas que superaban los 32 grados centígrados en el día y menos de 15 grados en la madrugada ocasionaron, en las plantaciones de cacao, secamientos de frutos, caída de floración y quemazón en las yemas terminales, informó Pinzón Useche.

Así mismo, se ha podido evidenciar la afectación de las hectáreas proyectadas para siembra en febrero de 2010 y el retraso en las proyecciones de injertación del primer trimestre por la falta de precipitación y la poca eficiencia de los jardines clonales en la producción de varetas. Los jardines clonales se encuentran con síntomas de deshidratación por tanto de ellos no se puede extraer material vegetal.

Está detenida la siembra de plántulas en diferentes zonas, en las que también los forestales y el plátano sembrado se ha visto afectado por estrés hídrico.

Recomendaciones
En las condiciones actuales, quienes dispongan de agua para riego deben hacer esfuerzos por aprovecharla, aplicándola, lo cual disminuye el impacto del rigor de la naturaleza. No está por demás advertir que para las siembras de las plántulas disponibles en vivero no basta con las pocas lluvias actuales, sino que deberá esperarse a que éstas sean más consistentes.

Hacia el futuro es preciso programar las siembras con buena anticipación a la llegada de la temporada seca puesto que los mayores daños se han observado en plantaciones sembradas en la proximidad de la aparición de la sequía por la carencia del suficiente desarrollo del sistema radical de los arbolitos.

De otro lado hay que tener en cuenta la provisión de un sombreamiento adecuado, con especies que protejan de la excesiva luminosidad, con especies que no sean competitivas por el agua.

En términos generales se plantea realizar las siembras aplicando conceptos de planeación que permitan llevar los arbolitos al campo en la época adecuada y en las condiciones necesarias para desarrollar un rápido desarrollo del sistema de raíces, así como hacer la siembra en las áreas y suelos adecuados, pues el mayor peligro se corre en las zonas marginales, al borde de la marginalidad o sin el suministro adecuado de fertilizantes y de atención necesaria.

Así mismo, Fedecacao adelantará una campaña para que a futuro los productores tomen las precauciones frente a fenómenos similares mediante el manejo de reservorios y la instalación de sistemas de riego, especialmente en aquellas áreas en que el régimen de lluvias está al borde de los requerimientos mínimos anuales lo cual se agrava en los años de extrema sequía como el que está transcurriendo.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?