| 12/1/2011 5:00:00 PM

Corpoica extiende programa para apoyar a productores damnificados

Un total de 7.000 familias serán beneficiadas con la segunda fase del Programa Ola Invernal que adelanta la entidad desde comienzos del año para apoyar a los damnificados del invierno.

 Estas se suman a las 2.000 familias que ya han sido atendidas con diferentes acciones, que van desde la entrega de semillas para garantizar la seguridad alimentaria, hasta el monitoreo y análisis de las condiciones actuales de los suelos para reactivar su actividad productiva.

El Director Ejecutivo de Corpoica, Juan Lucas Restrepo Ibiza, explicó que las diferentes acciones serán financiadas con recursos del Fondo Nacional de Calamidades (Colombia Humanitaria) y el apoyo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

En la primera fase del programa, con una inversión de $6.060 millones, fueron atendidos productores de Atlántico, Bolívar, Magdalena, Cesar, La Guajira, Córdoba, Sucre, norte del Valle y parte de la Sabana de Bogotá. En esta nueva etapa, con $15 mil millones adicionales, se intensificarán las acciones en estos departamentos y se ampliarán a Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Guaviare, el Andén Pacífico, Nariño y Santander.

La labor que desarrolla para apoyar a los productores damnificados por los embates del invierno está centrada en seis acciones específicas.

Una de ellas consiste en producir y distribuir semilla de yuca, plátano, ñame, batata y arroz como estrategia para resolver los problemas de seguridad alimentaria de los pequeños productores.

Precisamente, el próximo martes 6 de diciembre se iniciarán las entregas de semillas certificadas de arroz a 91 pequeños productores de Campoalegre, en el Huila; iniciando el año 2012, se harán las entregas a más de 2.400 pequeños productores de arroz en La Mojana.

Otra actividad está orientada a reducir el déficit de forraje para alimentación bovina. Esto implica la implementación de opciones basadas en cultivos forrajeros de rápido crecimiento y alta productividad y calidad, lo mismo que la aplicación de tecnologías de conservación, como henos y ensilajes.

Una tercera prioridad es la recuperación de la capacidad productiva de los suelos. Esta iniciativa implica generar mapas de riesgo de afectación de los sistemas agropecuarios en las zonas inundadas y adyacentes; caracterizar los problemas de contaminación de suelos y agua, y definir un plan de manejo que incluye la identificación de sistemas de producción alternativos y estrategias de remediación y recuperación.

En conjunto con el ICA, otras dos acciones de gran importancia que adelanta CORPOICA mediante el Programa Ola Invernal se refieren al desarrollo de esquemas de prevención, monitoreo y manejo del riesgo de plagas, enfermedades y malezas en sistemas agropecuarios, tanto en zonas inundadas como en las no inundadas, basados en información diagnóstica y epidemiológica.

Como complemento, la sexta acción del Programa es la transferencia y vinculación de desarrollos tecnológicos para contribuir a la solución de la emergencia invernal y sus efectos posteriores. Esto supone la participación de técnicos y productores en la implementación de las opciones tecnológicas como estrategia de aprendizaje; la capacitación en métodos de monitoreo y control de problemas de plagas y enfermedades vegetales y animales; y la diseminación y escalamiento de las soluciones generadas por este plan a regiones no atendidas en esta primera fase.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?