| 12/6/2014 12:30:00 PM

La incomodidad del sector solidario

La Confederación de Cooperativas de Colombia le respondió al Gobierno, que sus afiliados sí pagan impuestos en Colombia y no son evasores, tal como diferentes funcionarios del Ejecuivo lo han insinuado.

Las más de 6.000 cooperativas que hay en Colombia reúnen a seis millones de asociados contribuyentes y los impuestos que pagan son los mismos que aplican a cualquier tipo de empresa.

Así lo aseguraron mediante una misiva a la opinión pública, la Confederación Nacional de Cooperativas que aseguraron que manifestar en forma generalizada que las cooperativas no pagan impuestos se aparta de su realidad jurídica que, si bien es diferente, específicamente en lo que tiene que ver con el impuesto de renta, está justificada en el carácter social de este tipo de organizaciones. 

“La característica de ser entidad sin ánimo de lucro, en el caso de las cooperativas, está sustentada en el hecho de que su creación y funcionamiento están dirigidos a satisfacer las necesidades de un grupo de personas a través de ciertos productos y servicios, sin tener como finalidad la generación de rentabilidad o riqueza para unos pocos”, señaló.

Al respecto, la comunicación alegó que en las cooperativas se utiliza el concepto de “excedente” en lugar de “utilidad”, porque justamente si la cooperativa obtiene alguna ganancia como resultado de su actividad económica, este mismo excedente está destinado por ley a reinvertirlo en servicios en beneficio de sus asociados. Incluso el aporte de capital de los asociados no recibe ningún tipo de remuneración, solamente, y si los excedentes lo permiten, se revalorizan de acuerdo con el IPC para mantener su valor real en el tiempo.

Vale la pena señalar que el régimen tributario especial significa entonces que son contribuyentes de impuestos, aunque con una tarifa diferencial que equivale al 20% del cual pueden estar exentas si el mismo porcentaje de su excedente (20%) lo invierten en programas de educación formal establecidos por el Gobierno Nacional.

Lo anterior significa que cuando la cooperativa distribuye su excedente conforme a la ley, en beneficio de los asociados y de la comunidad, puede, en lugar de pagar el 20% del impuesto de renta, girar ese 20% al Estado, a través de las secretarías de educación o del ICETEX para programas de educación formal, recursos que en los últimos nueve años sobrepasan los $700.000 millones de pesos, representados en auxilios educativos, compra de útiles, construcción y dotación de escuelas, entre otros beneficios a la educación formal y a la comunidad en general.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?