| 9/26/2013 9:33:00 AM

En manos de consorcios colombo-españoles

Los contratos de reparación, administración, vigilancia, mantenimiento y control del tráfico de los corredores Bogotá - Belencito y La Dorada – Chiriguaná fueron adjudicados a los consorcios Dracol Líneas Férreas y Unión Temporal Ferroviaria Central.

El tramo La Dorada – Chiriguaná se adjudicó a la Unión Temporal Ferroviaria Central por un valor de $90.835.540.937. Este grupo está compuesto por Construcciones Rubau S.A. (33%), Sonacol S.A.S. (33%), Rahs Ingeniería S.A. (33%) y Ferroviaria Central S.A (1%).

A su vez, el tramo Bogotá – Belencito se adjudicó al consorcio Dracol Líneas Férreas por un valor de $86.418.715.187. Este grupo está compuesto por Dragados IBE Sucursal Colombia (35%), Vías y Construcciones S.A. (35%) y Constructora Colpatria (30%).

Estos corredores férreos cuentan con una longitud total de 875 kilómetros y con su reparación se beneficiará el transporte de carga y pasajeros en los departamentos del centro y nororiente del país.

“Tomamos la decisión de revivir el tren en Colombia y lo estamos cumpliendo. Estamos seguros que los trenes van a estar circulando en estas vías para finales del año entrante", afirmó el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

Añadió que tan pronto terminen estos trabajos de reparación, en la segunda fase de la estrategia, se adjudicarán Asociaciones Público-Privadas en esos mismos corredores, con el objetivo de continuar el ritmo de inversiones para aumentar la velocidad de los trenes e incrementar su capacidad de carga.

En la tercera etapa se construirán los nuevos corredores, para lo cual ya existen propuestas del sector privado para el Ferrocarril del Carare, entre Belencito y Barrancabermeja, y grandes túneles entre Ibagué y Armenia que permitan conectar las vías férreas del valle del Magdalena con las del Valle del Cauca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?