| 12/5/2013 12:40:00 PM

Contraloría busca responsables y la plata

Adelanta 716 procesos de responsabilidad fiscal en el sector de educación por una cuantía estimada en $934 mil millones. De estos procesos, 672 son ordinarios y 44 verbales.

La Contraloría General de la República reveló que de los $934 mil millones embolatados en 716 procesos de responsabilidad fiscal, $520 mil millones están a cargo de las gerencias departamentales colegiadas.

Los $340 mil millones restantes están siendo investigados por la Unidad de Investigaciones Fiscales contra la Corrupción.

También adelantan procesos de responsabilidad fiscal por temas relacionados con el sector educación la Contraloría Delegada de Investigaciones y Juicios Fiscales ($54 mil millones) y la Contraloría Auxiliar para el Sistema de Regalías ($19 mil millones).

La mayor cuantía de los procesos que manejan las gerencias departamentales colegiadas de la CGR corresponde al departamento de Magdalena ($394.000 millones), seguido de La Guajira ($41.000 millones), Casanare ($14 mil millones) y Risaralda ($10 mil millones).

La Contraloría General de la República ha abierto estos 716 procesos de responsabilidad fiscal en el sector educativo por denuncias e irregularidades relacionadas con temas como los “niños fantasmas”, infraestructura, cobertura, financiación, entre otros, precisó la Vicecontralora General de la República, Ligia Helena Borrero, que habló del tema al intervenir ayer en un debate convocado por el Senador Alexander López Maya en la Comisión Sexta del Senado.

Las auditorías a Megacolegios del Atlántico, Bolívar, Caquetá y Norte de Santander permitieron detectar 12 hallazgos fiscales por $12 mil millones y produjeron beneficios por $2 mil millones.

Las gerencias departamentales colegiadas de la CGR han realizado embargos por $1.234 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?