| 3/3/2010 10:00:00 AM

Continúa el paro en Bogotá

Siguen negociaciones entre los pequeños propietarios de buses y busetas y la administración distrital. Ya se completan 54 horas de paro. Fenalco reportó una disminución en las ventas del comercio cercana al 62%.

La capital colombiana amaneció el miércoles sumida en un caos vehicular por tercer día consecutivo debido al paro convocado por la Asociación de Pequeños Propietarios del Transporte, que busca acuerdos para someterse al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

 

El Secretario de Movilidad de Bogotá, Fernando Alvarez, dijo que en la jornada se reunirán el Ministro de Transporte, Andrés Gallego, el alcalde de Bogotá Samuel Moreno y los voceros de los transportadores que buscan un rendimiento mayor al 18% anual que ofrece el SITP a los capitales que integrarían la nueva empresa municipal.

 

Por otro lado, el director de Fenalco en Bogotá, Francisco Ochoa, afirmó que La Capital registra una disminución significativa en las ventas del comercio. “El primer sondeo que hicimos el daba una reducción de 55%, sin embargo con el transcurso de la tarde, cuando la actividad del comercio es más fuerte, se llegó a un 62%”, comentó.

 

La coyuntura

Ya llevan 22 horas de negociaciones entre los la Asociación de Pequeños Propietarios del Transporte, Apetrans y la administración distrital encabezada por el alcalde Samuel Moreno.

Los transportadores exigen cuatro cosas. Primero, que la licitación para hacer parte del Sitp vuelvo a comenzar. Reclaman una revisión de los pliegos de condiciones para cambiar la cuota que les permitiría hacer parte del proyecto.

En un segundo punto, reclaman un aumento para los pagos que recibirían por la chatarrización de sus vehículos y el recaudo del Sitp.

Como tercera medida, exigen obtener el 2% mensual de renta, mientras que la administración sólo les ofrece 1.5%.

Finalmente, demandan la libertad de sus compañeros que fueron capturados durante estos tres día por ocasionar disturbios.

 

El panorama en La Capital
El comandante de la policía metropolitana, general César Augusto Pinzón, declaró que el martes por la noche se presentaron disturbios y saqueos en una zona al noroeste de la ciudad, donde fueron capturadas 24 personas.


Señaló que tiene distribuidos a lo largo de esta capital 10.000 policías que controlan el flujo de automotores que se duplicó al ser levantada una restricción diaria de movilidad a taxis y automotores particulares, buscando que los bogotanos puedan llegar a sus oficinas y centros educativos.


La policía dispuso de 2.000 agentes antidisturbios en los sectores de mayor peligro de desordenes.


Según los informes policiales, por lo menos 50 autobuses de servicio urbano y de Transmilenio, el Sistema Masivo de Transporte local, fueron apedreados el martes.


Al menos 14.000 autobuses urbanos, más de 10.000 intermunicipales y unos 20.000 taxis cesaron sus actividades en Bogotá, pero el Ministerio del Interior y de Hacienda buscando conjurar el paro, aprobaron recursos para asegurar los vehículos que decidan prestar el servicio de pasajeros y que sean objeto de vandalismo.


Los empresarios se quejan por el escaso margen de ganancia que ofrece el sistema a los propietarios que decidan acogerse a un plan que permitiría unificar la operación de los transportistas de pasajeros locales.

 

Los más de 270 kilómetros de ciclorutas también se han visto abarrotados de ciclistas que intentan llegar a sus destinos laborales o académicos.

 

Noticia en Desarrollo

 

 

 

 

Dinero/Agencias


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?