| 4/17/2009 12:00:00 AM

Consumo sigue a la baja

Los primeros tres meses del año no fueron buenos para el comercio. Así lo indican las encuestas que realizan mensualmente Fedesarrollo y Fenalco.

La capacidad de la economía para recuperarse depende en buena parte de la evolución del consumo. Aproximadamente, un 65% del crecimiento de la economía se debe al consumo. De hecho, gracias a su aumento creciente en los hogares, en 2006 y 2007, el país logró las altas tasas de crecimiento de esos años. No se puede olvidar que la demanda total de la economía creció por encima del producto total o del PIB y que esta fue la razón por la cual el Banco de la República inició el aumento de la tasa de interés de intervención a partir de abril de 2006. En su momento, el crédito de consumo estaba creciendo por encima de 50%.

La situación ahora es la inversa. En la medida en que la economía se desacelera, se deteriora la confianza de los hogares, tanto en la situación del país como en la suya propia y el consumo se resiente. Hay temor de perder el empleo y las decisiones de compra de bienes durables, como vehículos y vivienda, se posponen. La demanda de crédito se reduce.

Este es el panorama que muestran, tanto la Encuesta de Opinión del Consumidor de Fedesarrollo (EOC) como la encuesta que realiza mensualmente Fenalco a los comerciantes.

La Confianza

Fedesarrollo, a través de la EOC, mide mensualmente la evolución de la confianza de los consumidores, la cual es determinante en las decisiones de consumo.

De acuerdo con la EOC del mes de febrero, la confianza de los consumidores se deterioró, llegando a ubicarse en el mismo nivel de abril de 2003. Lo preocupante de este resultado es que, mientras en esa fecha la economía estaba al alza, en esta, la economía está cayendo y muy probablemente seguirá en esta tendencia.

El índice se construye con base en cinco componentes, tres de los cuales se refieren a las expectativas a un año vista, mientras dos hacen referencia a las condiciones actuales de la economía. Todos los componentes influyeron en el mal resultado del índice en febrero.

Dentro del primer grupo de componentes, las que más cayeron fueron las expectativas respecto a la situación económica dentro de doce meses. Son más los que piensan que las condiciones van a ser peores que quienes creen lo contrario. Las expectativas de situación económica de los hogares a un año vista, así como las expectativas sobre la situación económica del país durante los próximos doce meses, también cayeron fuertemente. Sin embargo, se mantuvieron en terreno positivo.

Con respecto a las condiciones económicas actuales, los hogares sienten que son peores que hace doce meses. Adicionalmente, para la mayoría de ellos este no es un momento adecuado para adquirir vivienda.

Por ciudades, salta a la vista que la que registró el mayor nivel de confianza de los consumidores es Barranquilla. Esto, debido quizás a que, como afirma Antonio Celia, presidente de Promigas, al alto ritmo de inversión del actual alcalde, Alejandro Char, ha podido contrarrestar la caída del resto de actividades.

Medellín, por su parte, es la ciudad que registró el menor nivel de confianza de los consumidores, mientras en el intermedio están Cali y Bogotá.

Según los resultados de la encuesta, los consumidores prevén un menor nivel de empleo en los próximos doce meses. Para Fedesarrollo, estas perspectivas se pueden explicar por el aumento de la tasa de desempleo y las perspectivas de una mayor desaceleración económica.

Las Ventas

Consistentes con los resultados de la Encuesta de opinión del Consumidor son los obtenidos por la Encuesta de Fenalco a los comerciantes. Según esta última, en marzo, las ventas del comercio organizado no fueron buenas. Solamente un 25% de los entrevistados reportó mayores ventas este mes que en el mes anterior, mientras que para un 31% las ventas fueron inferiores.

En la encuesta de Fenalco sobresalen la congestión vehicular en las ciudades y el mal estado de las vías como algunas de las causantes de la mala situación del comercio. Esta queja es generalizada para el comercio en Bogotá.

Las grandes cadenas tuvieron buenas ventas gracias a haber anticipado para este mes las celebraciones de sus aniversarios.

En cuanto a las expectativas de ventas para los siguientes seis meses, un 50% de los encuestados considera que van a mejorar, mientras que el 32% piensa que seguirán igual y un 18% cree que van a empeorar.

De acuerdo con las cifras del Dane, el comercio creció 1,3% en 2008, cayó 0,1% en el último trimestre del año y se redujo 4,5% en enero de 2009. La industria, por su parte, ha caído mucho más que el comercio, 2% en 2008, 8% en último trimestre del año y 10,7% en enero de 2009. En realidad, una caída dramática.

Es posible que, como la industria cayó tan rápido, incluso mucho antes de la caída del consumo, esta ya se esté ajustando a las nuevas condiciones y por tanto nuevas caídas de las ventas no producirán nuevas caídas de producción. Pero habrá que esperar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?