| 7/7/2006 12:00:00 AM

Consumo, gran potencial

Aunque el consumo de los hogares ha crecido en Colombia en los últimos años, aún está lejos del de otros países suramericanos. Hay mucho espacio para crecer.

En varias oportunidades, Dinero ha registrado el aumento en el consumo de los hogares que se viene registrando en Colombia desde hace casi dos años, así como el incremento en el ingreso per cápita, tanto por el crecimiento económico, como porque la población resultó siendo según el censo, inferior a la que se tenía estimada.

El reciente aumento del consumo privado es un gran avance y se ve con gran optimismo, más aún si se tiene en cuenta que durante más de cinco años, entre 1997 y 2002, el consumo de los colombianos no creció e incluso registró decrecimientos en algunos de estos años.

No obstante, cuando se compara el consumo de los hogares en Colombia con el de otros países latinoamericanos se observa que todavía está en niveles muy bajos, lo cual es bueno si se mira en términos del gran potencial que esto representa, pero muy malo si se tiene en cuenta que una parte importante de la población tiene consumos excesivamente bajos.

El Banco Mundial en coordinación con la CEPAL y Statistics Canada acaba de publicar los primeros resultados del Programa de Comparación Internacional (PCI) que tiene como fin medir las paridades de poder adquisitivo (PPA) y los correspondientes niveles de precios y de volumen del PIB, en forma comparable para más de 110 países en 5 regiones, América del Sur, África, Medio Oriente, Asia y Confederación de Estados Independientes (anteriormente la Unión Soviética).

Estos primeros resultados del Programa comparan el consumo de los hogares en 10 países de América del Sur durante 2005, donde este consumo representa en promedio dos terceras partes del PIB.

Consumo per cápita

Entre los resultados más destacados del informe están los del gasto en bienes y servicios per cápita en los diferentes países de la región, en el cual Argentina figura como el país líder con un valor 60% superior al del promedio del resto de países. Es decir, los argentinos consumen un 60% más que el promedio de los demás países. Le siguen Chile y Uruguay, con un 48 y 43%, respectivamente, por encima del promedio. Paraguay y Bolivia, por su parte, aparecen en los últimos lugares, el primero con dos tercios del promedio regional y el segundo con un 52% del mismo. Venezuela está levemente por encima del promedio, mientras que Colombia está un 20% por debajo del promedio.

Por grupos de consumo, Argentina es el país que más gasta en el nivel per cápita en alimentos y bebidas para el hogar, así como en vivienda y gastos relacionados y en educación y salud pública y privada. Bolivia, por su parte, es el que menos gasta en estos grupos de bienes, así como en vestimenta y calzado.

Los consumos en Colombia no son altos para ninguno de los grupos e incluso después de Paraguay es el país donde el gasto en transporte es menor, y es uno de los de menor gasto en alimentos y bebidas no alcohólicas y en vestimenta y calzado. Sin embargo, el gasto de los colombianos en restaurantes y hoteles y en educación y salud pública y privada está ligeramente por encima del promedio de gastos en el resto de países.

Países más caros

Para estimar cuál es el país más costoso para vivir se hace un ejercicio mediante el cual se hace una comparación del costo de una misma canasta de bienes y servicios en todos los países. Chile es el país más costoso, mientras que Paraguay y Bolivia son los menos costosos. Colombia es el séptimo país donde el costo es más alto y curiosamente, le sigue Argentina que es el de mayor consumo per cápita en bienes y servicios, pero no necesariamente el más costoso.

El informe trae otra información que muestra qué tan caro o barato es comprar un bien o un servicio en uno u otro país. Para esto hace una comparación entre los PPA de algunos productos entre los 10 países participantes. Sorprende, por ejemplo, que en Colombia, los electrodomésticos y los equipos para video son más baratos que en otros países, así como lo son también los restaurantes. De hecho, con excepción de vehículos, en Colombia, los productos son más baratos que en los otros países. Chile y Uruguay, por el contrario, son los países en donde la mayoría de los bienes escogidos para la muestra es más costoso.

Las fuentes de información para conocer cómo está evolucionando el consumo en Colombia son por un lado las encuestas sobre consumo que realiza Fedesarrollo y, por el otro, la muestra mensual de comercio del Dane. El consumo está creciendo bien y si continúa con esta tendencia se irá acercando al del resto de países de la región. Los niveles, sin embargo, son muy bajos, la mitad de los que se consumen en Argentina.

El potencial para crecer es grande, aunque este necesariamente va en línea con el aumento del ingreso per cápita, el cual a su vez depende del crecimiento económico y del empleo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?